Inmigrantes con antecedentes penales graves o representan una amenaza para la seguridad pública serían deportados

Foto ICE(2)

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Un juez federal limitó el uso de la nueva regla del Gobierno de Joe Biden que establece ciertas prioridades a la hora de deportar a inmigrantes, y ordenó que los agentes sólo tengan en cuenta los criterios en determinadas decisiones.

La nueva regla, que entró en vigor en noviembre, establece que el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) debe enfocarse en el arresto y la expulsión de quienes tienen antecedentes penales graves o representan una amenaza para la seguridad pública y en quienes hayan cruzado la frontera recientemente y no tengan un arraigo en el país.

En la sentencia, el juez Michael J. Newman desestimó los alegatos del DHS y concedió la demanda entablada por los estados de Arizona, Montana y Ohio, quienes alegan que quienes alegan que el gobierno violó la ley al modificar y establecer las prioridades de deportación, sobre todo de aquellos indocumentados que tienen una orden de expulsión vigente.

La directiva busca que los inmigrantes no sean perseguidos sólo por ser indocumentados”, según dijo en su momento el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas.

Newman admite que el Departamento de Seguridad Nacional tiene la discreción de decidir a quién deportar, pero dice que la nueva norma viola las leyes de detención obligatoria. De este modo, las prioridades no pueden usarse en ciertos casos de migrantes que ya están detenidos y que tienen órdenes de expulsión.

Quiénes resultan afectados por el fallo.

La regla establecida por Biden les da a los agentes mayor discreción para sopesar aspectos como la comunidad y los lazos familiares, la edad, la salud mental y tiempo que llevaban los migrantes en EE.UU. antes de tomar una decisión.

El objetivo es que los recursos se enfoquen en los inmigrantes más peligrosos y aquellos con menos tiempo en el país o conexión con la comunidad local.

Large Rectangle IMU-Cooper Law Firm | by Memphis Noticias

Con el nuevo fallo del juez federal, los agentes de ICE aún pueden usar estas prioridades para decidir cuándo iniciar un proceso de deportación y a la hora de administrar y cerrar o terminar casos, entre otras determinaciones, con lo cual la nueva regla aún puede beneficiar a gran parte de los once millones de indocumentados que se calcula viven en Estados Unidos. Pero los agentes no podrán usar la norma de Biden a favor de ciertos migrantes que están en detención obligatoria.

¿Siguen vigente las deportaciones exprés?

Las decisiones en torno a quiénes son deportados, y por qué motivos, han estado bajo la lupa en las últimas semanas, en especial en relación a la llegada de migrantes en la frontera sur de Estados Unidos con México. En ese caso, ha estado en debate el tema de las deportaciones exprés, que el Gobierno federal ha justificado con distintas reglas.

La norma más polémica es el llamada Título 42, creada a inicios de la pandemia por el expresidente Donald Trump para rechazar de forma inmediata a los solicitantes de asilo escudándose en el riesgo sanitario. La Administración de Biden la ha mantenido hasta ahora, pero la presión aumenta para que sea eliminada.

Recientemente, una corte federal prohibió usar el Título 42 para expulsar a familias migrantes a países donde sean perseguidos o torturados, aunque el dictamen no afecta a los adultos que llegan solos. Ante la expectativa del fin de la norma, miles de refugiados se acumulan en la frontera con la esperanza de poder cruzar.

Por otro lado, el Gobierno de Biden restringió esta semana una amplia medida de Trump para deportar de modo exprés a migrantes, es decir, sin derecho a presentar su caso ante un juez que llevan menos de dos años en el país.

Aún así, se sigue aplicando la regla de expulsión rápida a quienes están a menos de 100 millas de la frontera y que han estado en el país por menos de 14 días.

Con información de: Noticias Telemundo