El precio de la gasolina en Memphis alcanzó un nuevo récord

Gasolina en Memphis

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La gasolina alcanzó un nuevo récord en Memphis con un promedio de 4,12 dólares por galón de gasolina regular sin plomo.

Ese nuevo récord de $ 4.12 es, en muchos casos, bajo en comparación con algunos lugares de la ciudad. Mucha gente dijo que no se van de vacaciones debido al aumento de los precios de la gasolina.

El precio de la gasolina no solo está subiendo en Memphis. El promedio nacional es de casi $4.33 por galón de gasolina regular sin plomo. Es solo tres milésimas de centavo menos que el récord establecido el 11 de marzo.

Cuando pensábamos que este asunto nos iba a dar un respiro, vuelve a subir la gasolina. El precio medio del combustible regular, según el cálculo de AAA, ascendió este lunes a $4.328 por galón, peligrosamente cerca del máximimo histórico alcanzado el 11 de marzo, $4.331.

La subida, por encima de la media de $4.194 de la semana pasada y lejos ya del $2.962 de hace un año, coincide además con una jornada negra para las bolsas.

Y lo que dicen los expertos es que, en el corto plazo, hay que prepararse para más subidas ya que eso es lo que indican los mercados de futuros.

Todo, pese a que este lunes el precio del crudo cayó un 5% por la contracción de la demanda china, que sigue inmersa en confinamientos masivos por su política de cero covid y las subidas de las tasas de interés en EE.UU., que buscan un enfriamiento de la mayor economía del mundo.

Por qué sube el precio

Large Rectangle IMU-Cooper Law Firm | by Memphis Noticias

Con la pandemia de covid-19 cada vez más atrás, la fuerte demanda que trajo la reactivación económica provocó tensiones en los precios de las gasolinas ya antes del inicio de 2022.

Y la invasión de Ucrania ordenada por el presidente de Rusia, Vladimir Putin, no hizo más que empeorar las cosas. Rusia es uno de los grandes productores y exportadores de petróleo del mundo.

De hecho, el gobierno de Joe Biden comenzó a llamar “la subida de Putin” al aumento de los precios de la gasolina en el país, mientras los republicanos trataban de responsabilizar al presidente.

Biden reaccionó a finales de marzo ordenando la “mayor liberación de la historia” de petróleo de la reserva estratégica: un millón de barriles diarios durante seis meses.

El objetivo, en medio de la escalada inflacionaria, era controlar los precios del combustible.

Ahora parece que como intuyeron en su momento los expertos, no va a ser suficiente. Aunque haya servido para controlar los precios, la demanda sigue siendo superior a inventario de productos refinados.

Menos con la Unión Europea discutiendo la inclusión del petróleo ruso en su ya larga lista de sanciones a Moscú.