La aurora boreal podría ser visible desde el sur de Estados Unidos este fin de semana

Pronostico del clima Mayo 8 de 2024-2-El satélite GOES-16 de la NOAA capturó la erupción
El satélite GOES-16 de la NOAA capturó la erupción solar que ocurrió alrededor de las 2 p.m. EDT del 9 de mayo de 2024. Crédito: NOAA

El Centro de Predicción del Clima Espacial de la NOAA ha emitido una alerta de tormenta geomagnética severa (G4) el jueves 9 de mayo de 2024. La causa radica en una serie de eventos solares recientes, incluidas varias eyecciones de masa coronal, o CMEs por sus siglas en inglés, que se espera que interactúen con el campo magnético de la Tierra. Se espera que lleguen tan pronto como el mediodía del viernes 10 de mayo y que persistan hasta el domingo 12 de mayo de 2024.

“Se han observado varias llamaradas fuertes en los últimos días”, dijo la agencia de clima espacial, “y están asociados con un cúmulo de manchas solares grande y magnéticamente complejo que tiene 16 veces el diámetro de la Tierra.”

Si bien estos eventos pueden provocar preocupaciones sobre tormentas geomagnéticas, la buena noticia es que también ofrecen la posibilidad de que la aurora boreal sea visible desde áreas poco comunes.

El pronóstico indica que este fenómeno celestial podría ser visible en gran parte de la mitad del norte del país y hasta el sur, desde Alabama hasta el norte de California.

Aunque los pronósticos indican que la aurora boreal puede ser visible hasta Alabama y el norte de California, los expertos advierten que la visibilidad puede verse afectada por factores como la contaminación lumínica y las condiciones climáticas locales. Por lo tanto, aquellos que estén interesados en presenciar este espectáculo celestial deben mantenerse atentos a las actualizaciones del pronóstico y buscar áreas con cielos despejados y oscuros para maximizar sus posibilidades de observación.

3T-2023 Memphis Noticias LR | by rodrigodominguez

Las tormentas geomagnéticas G4, clasificadas como la segunda categoría más fuerte, tienen el potencial de causar problemas generalizados de control de voltaje, interrumpir las redes eléctricas e incluso desviar la trayectoria de las naves espaciales. En términos simples, si las tormentas geomagnéticas fueran huracanes, ‘severa’ sería equivalente a una tormenta categoría 4.

“Una eyección de masa coronal (CME) es una erupción de material solar. Cuando lleguen a la Tierra, puede producirse una tormenta geomagnética. Las alertas de este nivel son muy raras,” dice el Centro de Predicción del Clima Espacial de la NOAA.

Solo se han observado tres tormentas geomagnéticas severas en este ciclo solar que comenzó en diciembre de 2019. La más reciente G4 (severa) fue el 25 de marzo de este año y la más reciente G5 (extrema) fueron las Tormentas de Halloween en octubre de 2003. Esa tormenta geomagnética resultó en cortes de energía en Suecia y transformadores de energía dañados en Sudáfrica.

Noticias Relacionadas