“Había cuerpos por todos lados”: la aterradora escena que encontraron cuerpos de rescate tras estrellarse un avión militar en Mississippi

“Había cuerpos por todos lados”: la aterradora escena que encontraron cuerpos de rescate tras estrellarse un avión militar en Mississippi

Comparte:

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en LinkedIn

Los investigadores siguen sin determinar las causas del accidente aéreo que dejó 16 muertos.

Equipos especiales del FBI y la Armada de Estados Unidos sondearon este martes la zona donde se estrelló la víspera un avión militar en Leflore, Mississippi, con saldo de 16 muertos, sin determinar aún las causas del accidente.

Según informó el mayor de la Infantería de Marina Andrew Aranda las pesquisas hasta el momento no dieron resultado y confirmó la muerte de todas las personas que se encontraban en la aeronave: 15 marines y un cadete de la Armada, aunque aún se desconoce la identidad de las víctimas.

David Habig, uno de los primeros pilotos en sobrevolar la escena del accidente contó a The New York Times que los cadáveres estaban esparcidos por el suelo, entre las llamas y el humo.

“Todo lo que veía eran cuerpos esparcidos por el campo. Estaban por todos lados. Nunca en mi vida había visto algo así”, dijo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificó el accidente de “descorazonador” y envío sus condolencias y las de su esposa.

“Se desintegraba en el aire”

El suceso ocurrió la víspera hacia las 4:00 pm hora local a 85 millas (135 kilómetros) al norte de Jackson, en la región del Delta de Mississippi.

Testigos citados por el jefe policial del condado Leflore, Ricky Banks, afirmaron que el avión se desintegraba mientras se aproximaba al suelo.

“Miré hacia arriba y vi al avión que hacía espirales“, declaró a la agencia AP Andy Jones, un testigo del accidente que se encontraba trabajando en en un área cercana cuando lo vio caer en una espiral de humo.

Según Jones, la aeronave se desplomó detrás de unos campos de soja. Cuando los lugareños quisieron aproximarse al lugar no pudieron por la intensidad de las llamas. Los bomberos utilizaron cerca de 9,000 galones de espuma para apagar las llamas del aparato.

El avión siniestrado era un KC-130, que sirve tanto para abastecer a otras aeronovanes como para el transporte de tropas. Se dirigía desde la base de la Infantería de Marina en Cherry Point, Carolina del Norte, hasta la base naval en El Centro, California.

Dicho modelo de avión se fabricó entre 1983 y 1995 y ya se dejó de producir, aunque ingenieros aeronáuticos consultados por The New York Times descartaron que el accidente obedeciera a esta causa.

El jefe de bomberos de Freenwood, Marcus Banks, explicó que los restos del avión quedaron esparcidos en un radio de unas cinco millas (8 kilómetros). Mientras extinguían el incendio principal, los bomberos debieron replegarse tras una explosión.

De acuerdo con las autoridades, se trata del peor accidente de un avión militar en Estados Unidos desde 2005. El último reportado antes de este ocurrió en 2012, con un balance de cuatro muertos.

 

Suíguenos en Redes Sociales

Noticias

Comunidad

Copyright ©2020

Memphis Noticias