Select Page

Funcionario en la Casa blanca desestima opinión de McCain diciendo que “no importa, porque de todos modos se está muriendo”

Funcionario en la Casa blanca desestima opinión de McCain diciendo que “no importa, porque de todos modos se está muriendo”

Kelly Sadler, un funcionario de la Casa Blanca, desestimó una opinión expresada por el senador John McCain sobre el candidato del presidente Donald Trump a la CIA, Gina Haspel, diciendo el Jueves en una reunión de personal que “no importa”, porque “se está muriendo de todos modos”, según dijeron dos personas en la sala de The Associated Press.

Kelly Sadler estaba discutiendo la oposición de McCain a la elección de Trump para la directora de la CIA, Gina Haspel, cuando hizo el comentario, según las dos personas que describieron sentirse sorprendidas y aturdidas por el mismo.

Hablaron con The Associated Press bajo condición de anonimato, para discutir la reunión del personal de comunicaciones a puertas cerradas.

En un comunicado, la Casa Blanca dijo: “Respetamos el servicio del senador McCain a nuestra nación, él y su familia están en nuestras oraciones durante este momento difícil”. (El periódico Hill informó primero el comentario).

El republicano de Arizona, de 81 años, que pasó tres décadas en el Senado, fue diagnosticado en Julio de glioblastoma, un cáncer cerebral agresivo.

Se fue de Washington en Diciembre, sometiéndose a una cirugía el mes pasado, por una infección.

Sadler es un asistente especial del presidente. Ella no respondió a una solicitud de comentarios el Jueves por la noche.

El senador McCain, un piloto de la Marina que fue golpeado en cautiverio durante la Guerra de Vietnam, instó a sus colegas senadores a rechazar a Haspel.

Dijo el Miércoles, que cree que ella es una patriota que ama el país, pero que “su negativa a reconocer la inmoralidad de la tortura, es descalificante”.

Haspel enfrentó el Miércoles el interrogatorio del Comité de Inteligencia del Senado sobre su rol en la supervisión de algunas operaciones de la CIA después de los ataques del 11 de septiembre.

Ella le dijo a los senadores que no cree que la tortura funcione como una técnica de interrogatorio.

Según el Washington Post, Gina Haspel tiene un capítulo oscuro en el pasado acerca de una supervisión de una prisión secreta en Tailandia, donde sospechosos de al-Qaeda, fueron torturados, y también en su posterior participación en la destrucción de cintas de video de ese episodio vergonzoso.

El senador demócrata, Mark R. Warner(VA), dijo que ella debería confirmar que técnicas, como el submarino, ahora prohibidas por la ley, fueron y son inaceptables, y debería dejar en claro que nunca más aceptará órdenes de llevar a cabo actos que violen tan claramente, las normas morales estadounidenses.

La Sra. Haspel no cumplió con esa prueba, dijo finalmente que no permitiría a la CIA llevar a cabo actividades que ella considerara inmorales, incluso si técnicamente fueran legales.

Nunca se disculpó aceptando que la tortura que supervisó era inmoral, que no debería haberse hecho, o que lamentaba su propio papel en ella.

Esa ambigüedad importa en un momento en que Estados Unidos está encabezado por un presidente que ha aplaudido la tortura, que carece de respeto por el estado de derecho, y exige la lealtad absoluta de sus ayudantes.

Comments

comments

About The Author

Patricia Frias

Productor de contenido digital para Memphis Noticias.

Share This

Comparte este articulo

Si te gustó esta historia, comparte este articulo con tus amigos.