“Un experimento de campo de concentración”. Denuncian la esterilización de inmigrantes en un centro de ICE

Dawn Wooten, quien presentó esta denuncia, trabajó de manera intermitente durante tres años como enfermera en el centro de ICE de Ocilla, en el condado de Irwin, a unas 200 millas al sur de Atlanta.

“Un experimento de campo de concentración”. Denuncian la esterilización de inmigrantes en un centro de ICE

Comparte:

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en LinkedIn

Mujeres detenidas en un centro del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés) en Georgia han sido operadas para la remoción de su útero en una práctica llamada histerectomía de la que no necesariamente estaban en conocimiento y que una de las migrantes describió como “un experimento de campo de concentración”, de acuerdo con una denuncia presentada por una exenfermera ante el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés).

Dawn Wooten, quien presentó esta denuncia, trabajó de manera intermitente durante tres años como enfermera en el centro de ICE de Ocilla, en el condado de Irwin, a unas 200 millas al sur de Atlanta. 

En un documento de 27 páginas, elaborado por la organización Project South y dirigido al inspector general del DHS, Joseph V. Cuffari, se acusa “falta de atención médica, prácticas laborales inseguras y ausencia de protección contra el COVID-19 para inmigrantes detenidos y empleados”.

En el texto, Wooten describe como “el colector de úteros” a un ginecólogo que no es identificado y que operaba a las mujeres fuera del centro de detención.

“Todas las mujeres a las que él ve tienen una histerectomía, todas. Él incluso le sacó el ovario equivocado a una joven”, afirma Wooten, “esa es su especialidad, él es un colector de úteros”, agrega la enfermera.

La denuncia no aclara cuántas mujeres fueron operadas ni si entregaron su consentimiento al doctor, quien no es identificado.

“No sé si esas mujeres inmigrantes entendieron totalmente que eso iba a pasar, dependiendo de quién se los dijera”, agregó Wooten, quien explicó que la principal dificultad era el idioma, ya que nadie excepto las detenidas hablaban español.

La denuncia coincide con el testimonio de una mujer no identificada que en 2019 aseguró a Project South que había sido víctima de una de esas operaciones. “Pensé que era como un experimento en un campo de concentración. Era como que ellos estaban experimentando con nuestros cuerpos”, dijo.

El Departamento de Salud de Estados Unidos define la histerectomía como “una operación para extraer el útero de una mujer (…) que interrumpirá sus períodos menstruales y no podrá volver a embarazarse”.

Entre las razones para realizar la intervención se destacan enfermedades como tumores beningnos; la endometriosis o dolores en la pelvis cuando no hay respuesta a un tratamiento; el prolapso uterino (cuando el útero desciende hacia la vagina) o el cáncer de útero, de cuello uterino u ovarios.

A través de un comunicado enviado a Noticias Telemundo, ICE aseguró que “el servicio toma todas las acusaciones con seriedad y difiere al Inspector General cualquier investigación y/o resultados”.

Agregó sin embargo que “las acusaciones anónimas, no comprobadas, hechas sin ningún detalle que verifique los hechos, deben ser tratadas con el escepticismo apropiado que merecen”.

En su denuncia, la enfermera asegura que también se realizaban otras malas prácticas al interior del centro, como la negación a examinar detenidos ante la posibilidad de que tuvieran COVID-19, o la destrucción de registros médicos.

De acuerdo con Project South, la enfermera fue removida de sus funciones a tiempo completo luego que levantara quejas sobre la forma en que el centro de detención trataba a los enfermos con COVID-19. 

En el lugar se han registrado 42 inmigrantes contagiados con el coronavirus, aunque según Wooten las cifras son más altas porque no se realizaban test de manera activa y no todos los casos de enfermos fueron reportados.

Wooten también denunció que era una práctica común la destrucción de los formularios de solicitud médica que llenaban los inmigrantes, así como la falsificación de los registros de sus signos vitales, sin realmente revisar el estado de salud de los detenidos.

Se contactó a la correccional LaSalle, que está a cargo de las operaciones en el centro de detención de Irwin, y se está a la espera de una respuesta sobre estas denuncias.

Suíguenos en Redes Sociales

Noticias

Comunidad

Copyright ©2020

Memphis Noticias