“Un alivio”: cómo las familias de Memphis gastan los pagos del crédito fiscal para los hijos

210910-ChildTaxCredit-0045-scaled.jpg
Alejandra posa para un retrato en su casa cerca de su despensa. Está embarazada de ocho meses y tiene tres hijos. Foto de Andrea Morales para MLK50

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Hace dos meses, Renita Kelly esperaba recibir el dinero del crédito tributario para los hijos ampliado para el que ella y su familia son elegibles, pero no estaba completamente convencida de que recibiría ese dinero.

Si ha aprendido algo de la pandemia, es que “no sabes lo que va a pasar”, dijo Kelly en el mes de julio. Pero si llegaba el dinero, estaría agradecida, ya que la ayudarían a mantenerse a sí misma, a su esposo y a sus tres hijos.

2021 Supreme Staffing MPU | by Memphis Noticias

Llegaron los pagos. El 15 de julio, los Kelly obtuvieron su primer depósito de $500; un mes después, llegó el segundo.

“Una vez que lo recibí, sentí eso, ‘Muy bien. Si. Gracias’. Fue aliviarse un poco”.

Para muchos hogares de Memphis que reciben su tercer pago de crédito tributario por hijos el miércoles, el dinero se gastará en útiles escolares, ropa y zapatos para niños y facturas por pagar o ya vencidas.

Si bien es demasiado pronto para medir el impacto a largo plazo del crédito tributario por hijos ampliado, tres madres que reciben el crédito mensual le dijeron a la publicación MLK50: Justicia a través del periodismo que es una ayuda financiera crítica, aunque muchas temen volverse dependientes del dinero desde que los pagos siguen siendo temporales.

El crédito fiscal ampliado puso más dinero a disposición de más personas. Incluyendo a niños de hasta 17 años cuando anteriormente solo eran elegibles los niños menores de 17 años. También pone el crédito a disposición de las familias independientemente de si deben impuestos o cuánto deben y aumenta la cantidad de dinero por niño hasta en $1.600 (de $ 2.000 para todos los niños a $ 3.600 para niños menores de 6 años y $ 3.000 para niños entre 6 y 17).

Un informe del Urban Institute encontró que, en un año típico no ha sido marcado por picos masivos de desempleo y convulsión económica los fondos del crédito ampliado reduciría la pobreza infantil en más del 40%, sacando a 4.3 millones de niños de la pobreza.

El mes pasado, el Departamento del Tesoro estimó que familias de 61 millones de niños recibieron el crédito. En Tennessee, 1.287.000 calificaron, dijo el Departamento, y los pagos promediaron ser de $432 por familia.

Los datos del censo de la semana posterior al primer pago muestran que el 68% de las familias gastaron la mayor parte del dinero o lo usaron para pagar deudas, según un análisis del Centro Nacional de Leyes de la Mujer. Pero el 51% de las mujeres latinas y el 47% de las mujeres afroamericanas usaron el dinero para pagar deudas, en comparación con el 40% de las mujeres anglosajonas.

Casi el 60% de las latinas y más del 50% de las mujeres afroamericanas utilizaron parte del dinero para comprar alimentos. Y aproximadamente un tercio de las mujeres latinas y una cuarta parte de las mujeres afroamericanas gastaron parte del dinero en alquiler, en comparación con poco menos de una de cada 10 mujeres blancas, según el análisis.

2021 Supreme Staffing MPU | by Memphis Noticias

Se fue antes de que ella lo tuviera

A Kelly le gustaría centrarse en la crianza y la educación de sus hijos. Ella y su esposo, Briant, cuyo trabajo de alcance comunitario se centra en la música y el discurso motivacional, dependen en gran medida de la ayuda financiera de amigos y familiares y de las donaciones.

Como muchas familias, los Kelly han gastado los pagos del crédito tributario para los hijos en lo que sea necesario, incluidas las facturas del teléfono y la luz, así como ropa, zapatos y útiles escolares para Kaitlyn de 10 años, Kolten de 6 y su bebé Keeon.

La familia recibe $250 cada mes por sus dos hijos mayores; Kelly ha estado atento al sitio web del IRS, que dice que habrá una oportunidad más adelante este año para que las familias actualicen la información. Kelly deberá alertar al gobierno del nacimiento de Keeon en febrero, lo que hará que la familia sea elegible para otros $300.

Cooper Law MPU | by Memphis Noticias

De alguna manera, a Kelly le resulta difícil rastrear el dinero.

“Siempre desaparece tan pronto, incluso antes de que lo reciba”, dijo Kelly. Pero también la coloca en una posición para tener una afluencia constante de dinero, lo que le permite hacer un presupuesto por primera vez. “Es muy, muy útil”.

Casi el 22% de los habitantes de Memphis viven en la pobreza, según los datos del censo de Memphis Poverty Fact Sheet 2020, compilado y publicado por Elena Delavega, profesora asociada de trabajo social en la Universidad de Memphis, y Gregory M. Blumenthal de GMBS Consulting.

2021 Supreme Staffing MPU | by Memphis Noticias

La tasa de pobreza de Memphis es más del doble de la tasa de pobreza de la nación en 2019 de 10.5%. Pero la tasa de pobreza no se distribuye de manera uniforme en toda la ciudad, con el 26% de los habitantes afroamericanos de Memphis y el 29% de los latinos viviendo por debajo del umbral de la pobreza. Eso se compara con un poco más del 9% para la población anglosajona de Memphis.

Problemas de implementación

Pero la implementación no ha sido fácil para todos, y las familias han informado que no reciben cheques a pesar de que el gobierno tiene su información de depósito directo o que no reciben dinero en absoluto. En un comunicado el mes pasado, el IRS dijo que un “problema” provocó que algunas familias con estados migratorios mixtos no recibieran sus pagos en el mes de julio.

La familia de Alejandra – incluyendo su pareja de hace mucho tiempo y sus tres hijos, que son todos ciudadanos estadounidenses – no recibieron el primer pago en julio, aunque si recibió una carta del IRS notificándole que eran elegibles para el crédito. En agosto, dice Alejandra, su familia recibió un cheque de $600.

Deberían haber recibido dos pagos en agosto: uno con el monto de agosto más parte del pago de julio y otro con el resto del pago de julio. No está claro por qué, entonces, la familia de Alejandra solo recibió un pago de $600. Sus hijos tienen 14, 11 y 6 años y califican a su familia por $750 al mes.

Aun así, para Alejandra, a quien MLK50 identifica por seudónimo para protegerla porque es indocumentada, el dinero ha sido un recurso provisional crítico. Su compañero trabaja como podador de árboles, pero ha tenido menos trabajo durante la pandemia. Había estado empleada en una fábrica, pero cerró a principios del año pasado a medida que aumentaron los casos de coronavirus. También ha sido difícil para ella trabajar, dijo, ya que pasa gran parte de su día cuidando a su hijo, que tiene síndrome de Down. También está embarazada de su cuarto hijo y nacerá en octubre.

A fines del verano, el auto de Alejandra comenzó a temblar. Es el automóvil que usa para llevar a sus hijos a cada una de sus escuelas y que usa para llevar a los más pequeños a sus citas con el médico. Las reparaciones cuestan alrededor de $800 y la familia pudo usar el cheque que recibieron para poder cubrir parte del costo.

“Creo que sería genial si lo ampliaran o lo dejaran de forma permanente. Eso nos ayudaría a todos los que lo necesitamos y estamos en situaciones difíciles”, dijo Alejandra. El presidente Joe Biden ha presionado para hacer precisamente eso, y los demócratas de la Cámara de Representantes han propuesto extender el crédito hasta al menos 2025.

Si termina recibiendo los pagos mensuales, a los que tiene derecho su familia, puede pensar en media docena de cosas a las que podría destinarse el dinero, incluidos zapatos para los niños cuyos pies siguen creciendo, suéteres a medida que se acerca el clima más frío y ahorros para si el trabajo de su pareja disminuye en invierno. Además, ella y su pareja tienen familia en Guatemala, incluida su madre anciana que necesita recibir atención médica. Les gustaría volver a enviar algo de dinero a sus familiares, lo que dejaron de hacer cuando sus finanzas se pusieron difíciles.

Dinero de bonificación

La naturaleza temporal del crédito impide que las familias lo agreguen a sus presupuestos, incluso si los aumenta sustancialmente. Ese es el caso de Sweetrica Baker, una madre soltera y la única proveedora de sus tres hijos, que son elegibles para un crédito de $250 cada uno.

Baker es la secretaria de operaciones y organización digital en el Consejo Laboral Central AFL-CIO de Memphis. Se describe a sí misma como ahorrativa, comprando regularmente en tiendas de descuento y ahorrando dinero donde puede.

Baker dice que ha gastado los $1.500 principalmente en cosas para los niños, incluidos nuevos uniformes escolares y útiles escolares. Su hijo mayor, un muchacho alto y delgado de 14 años aficionado a las computadoras, ha crecido veinte centímetros desde marzo de 2020, por lo que necesitaba ropa nueva.

Pero una parte del dinero se ha destinado a ahorros, dice Baker, en parte porque está preocupada por los aumentos del costo de vida o los impuestos elevados durante los próximos dos años. Esa es también la razón por la que Baker considera el dinero como un bono y no lo incluye en su presupuesto mensual.

“Ni siquiera lo pienso. Si me lo dan, lo recibo. Como el mes pasado, no lo recibí a tiempo porque algo se volvió loco y tuvieron que enviarme un cheque, y no lo extrañe, porque no lo estaba esperando”, dijo.

Sin embargo, está segura de que, si se extendiera el crédito fiscal, y sabía sin lugar a dudas que podía contar con $750 adicionales al mes durante más años, encontraría un lugar más grande para la familia.

“Definitivamente me mudaría. Seguro”, dijo. “Eso es obvio”.

El dinero de Baker también se ha destinado a ayudar con el cuidado de su anciana madre, pagarle un poco más a su niñera y financiar las pruebas de COVID-19 en el hogar cuando no podía conseguir citas.

“Definitivamente me ha quitado algo del estrés que habría estado allí sin ese apoyo económico”.

Esta historia fue publicada en ingles por MLK50. Escrita por Hanna Grabenstein y traducida por Rafael Figueroa.