Select Page

Trump sabía desde enero del impacto potencial del coronavirus y aun así le restó importancia públicamente

Trump sabía desde enero del impacto potencial del coronavirus y aun así le restó importancia públicamente

Dos comunicaciones internas de la Casa Blanca advirtieron en enero y en febrero sobre las pérdidas humanas que una posible pandemia podría causarle a Estados Unidos. Por esos días Trump aseguraba que todo estaba controlado.

El presidente Donald Trump estaba al tanto desde enero sobre el impacto potencial del coronavirus en Estados Unidos y sin embargo le restó importancia públicamente a la pandemia durante casi dos meses.

Es la conclusión arrojada por las dos comunicaciones que el asesor presidencial para la economía Peter Navarro circuló en la Casa Blanca en enero y en febrero reveladas el martes por el medio de comunicación Axios en las que advertía sobre las cuantiosas pérdidas humanas y económicas que el virus podría representar para Estados Unidos.

El letargo en admitir públicamente el impacto de la pandemia para Estados Unidos coincidió con un rezago importante del gobierno federal para adquirir oportunamente insumos médicos que serían requeridos posteriormente.

La agencia AP reportó que la mayoría de las agencias federales esperaron hasta mediados de marzo para ordenar grandes cantidades de máscaras N95, respiradores mecánicos y otros equipos requeridos por el personal de salud.

El 30 de marzo le dijo a la televisora Fox que “nadie pudo haber pronosticado algo como esto”, pese a que Navarro había escrito dos comunicaciones formulando exactemente ese pronóstico.

La advertencia de Navarro

Navarro abogaba en su primera comunicación fechada el 29 de enero a favor de negar el ingreso al país a viajeros procedentes de China para frenar la propagación del coronavirus, y estimaba en $6 billones el costo para la economía estadounidense si no se adoptaban las medidas apropiadas.

Ese mismo día Trump sostuvo una reunión interministerial en la Casa Blanca sobre el virus, de la cual informó vía Twitter.

Dos días después Trump cerró la frontera a vuelos procedentes de China y estableció un protocolo para la repatriación de estadounidenses que pudieran estar contagiados.

Pero el jefe de estado tardó bastante para compartir con la opinión pública estadounidense las proyecciones esgrimidas por Navarro.

Un día después de la primera carta y de su reunión con expertos, Trump dijo durante un discurso en Michigan que “estamos trabajando muy arduamente con China sobre el coronavirus. Es una cosa nueva sobre la que mucha gente está hablando. Ojalá no sea tan malo como algunas personas creen”.

El segundo memorándum de Navarro, fechado el 23 de febrero, advertía en su primera línea que “hay una posibilidad creciente de una pandemia avanzada covid-19 pueda infectar a 100 millones de estadounidenses, y cause entre 1 y 2 millones de muertes”.

Pero ese mismo día Trump le respondió en la Casa Blanca a la pregunta de un reportero sobre el virus que “lo tenemos prácticamente bajo control en este país”.

Al día siguiente, el mandatario reiteró en un tuit que Estados Unidos tenía al virus bajo control.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn

Trump mantuvo el mismo mensaje durante los siguientes días, negando gravedad a la propagación de un virus que se regaba alrededor del planeta. Incluso llegó a decirle el a líderes afroestadounidenses en la Casa Blanca que el virus “va a desaparecer. Un día, es como un milagro, desaparecerá”.

La Organización Mundial de la Salud declaró al coronavirus una pandemia global el 11 de marzo.

Trump bruscamente ajustó su mensaje el 17 de marzo cuando dijo durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca que “siempre supe que esto es real, esto es una pandemia. He sentido que esto es una pandemia mucho antes de que lo llamaran pandemia”.

El letargo en admitir públicamente el impacto de la pandemia para Estados Unidos coincidió con un rezago importante del gobierno federal para adquirir oportunamente insumos médicos que serían requeridos posteriormente.

“No los ví, tampoco los busqué”

Durante la rueda de prensa del martes, Trump respondió a preguntas de un reportero diciendo que no había visto los memos de Navarro, pero que “había escuchado que había escrito algunos” que hablaban de la pandemia. “No los ví, tampoco los busqué” y añadió que en aquel momento él tomó la decisión de cerrar, en referencia a su decisión de suspender los vuelos procedentes de China.

Preguntado sobre la manera en la que restó importancia a la crisis a pesar de las advertencias de sus consejeros, Trump respondió que es un “animador” ( cheerleader) de Estados Unidos y que no quería crear “estragos y preocupación” en el país, e insistió en que en aquellos momentos estaba cerrando los vuelos procedentes de China.

Comments

comments

About The Author

Manuel Duran

Manuel Duran es periodista independiente en Memphis, TN. Fue director y productor del noticiero de Ambiente Radio, Enlace 1030, hasta el 2017. También fue productor y co-presentador del programa Los Hijos de la Tarde el Show, que transmitió en vivo durante 6 años.

Tweets Recientes

Share This

Comparte este articulo

Si te gustó esta historia, comparte este articulo con tus amigos.