Tres exfuncionarios de la campaña de Trump son los primeros acusados por la investigación del Rusiagate

Tres exfuncionarios de la campaña de Trump son los primeros acusados por la investigación del Rusiagate

Comparte:

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en LinkedIn

Dos exasesores del presidente y un exasociado comercial de uno de ellos son las primeras personas imputadas como parte de la investigación que el fiscal especial Robert Mueller lleva sobre el Rusiagate. Fueron acusados de lavado de dinero, por actuar como agentes de un gobierno extranjero y por mentirle a las autoridades federales de EEUU.

Tres exasesores de la campaña que llevó a la presidencia a Donald Trump son las primeras personas acusadas por un gran jurado en el marco de las investigaciones que el fiscal especial Robert Mueller lleva adelante por el Rusiagate. Uno es Paul Manafort, ex jefe de la campaña del presidente Donald Trump, que se entregó este lunes al FBI al igual que uno de sus socios, Rick Gates. Ambos fueron imputados por conspirar contra Estados Unidos, lavado de dinero, actuar como agentes de un gobierno extranjero y varios otros delitos relacionados con no reportar cuentas bancarias en el extranjero.

El tercero es uno de los consejeros de política exterior de la campaña de Trump, George Papadopoulos. Este lunes se dio a conocer que se declaró culpable –este mes– de mentirle al FBI durante una entrevista que le hicieron en enero para indagar sobre sus contactos con un profesor extranjero que tenía lazos con funcionarios del Kremlin.Mueller asegura en la acusación contra Manafort –que no inculpa a la campaña de Trump– que lavó más de 18 millones de dólares producto de sus asesorías a otros gobiernos en la compra de propiedades, bienes y servicios en Estados Unidos. “Manafort usó su dinero escondido en el extranjero para llevar un estilo de vida de lujos en los Estados Unidos sin pagar impuestos sobre ese ingreso”, se lee en la acusación. En el caso de Gates, denuncia que transfirió más de tres millones de dólares desde sus cuentas en el exterior a otras que él mismo controlaba.

Ambos están imputados también por dar falsos testimonios: “Como parte del esquema, Manafort y Gates en distintas ocasiones dieron información falsa a contadores financieros, de impuestos y a consejeros legales“.

Entre otras cosas, la acusación detalla distintas transferencias millonarias desde el extranjero para costear servicios específicos. Por ejemplo, una transferencia de Manafort por 12 millones de dólares desde cuentas en el exterior para pagar gastos personales –incluyendo casi cinco millones y medio de dólares en renovaciones de una vivienda en Hamptons, Nueva York–.

Además, explica que tanto Manafort como Gates actuaron como consultores políticos y lobistas de gobiernos extranjeros al menos desde 2006 y hasta 2016 sin informar al gobierno estadounidense y generando “decenas de millones” de dólares que ocultaron en cuentas bancarias en Chipre, San Vicente y las Granadinas y en Seychelles. “Actuaron sin registrarse como agentes del gobierno de Ucrania, el Partido de las Regiones (un líder ucraniano del partido político de Víctor Yanukovych, que fue presidente desde 2010 a 2014), de Yanukovych y del bloque opositor”, dice el documento.

Suíguenos en Redes Sociales

Noticias

Comunidad

Copyright ©2020

Memphis Noticias