Select Page

Seguro de salud para niños conocido como CHIP, se encuentra en estado de coma

Seguro de salud para niños conocido como CHIP, se encuentra en estado de coma

La Casa Blanca está tratando de recortar los fondos del Programa de Seguro de Salud para Niños, conocido como CHIP, como parte de su solicitud más amplia de recortes al presupuesto federal, en un paquete de rescisiones enviado al Congreso esta semana.

La solicitud del presidente Donald Trump incluye un recorte de $ 7 mil millones al popular programa, parte de $ 15 mil millones en recortes generales.

Aproximadamente $ 2 mil millones vendrían de un fondo de contingencia que se creó para evitar que los estados se queden sin dinero, el resto proviene de fondos que el Congreso ha autorizado para el programa, pero los estados no han gastado.

CHIP cubre alrededor de 9 millones de niños cuyos padres generalmente ganan demasiado para calificar para Medicaid, pero no lo suficiente como para pagar una cobertura médica privada, generalmente no más de $ 62,000 para una familia de cuatro.

El seguro incluye exámenes físicos de rutina, inmunizaciones, consulta médicas, medicamentos recetados, servicios dentales y de la vista, atención en el hospital como paciente interno y ambulatorio, análisis de laboratorio y radiografías, y servicios de emergencia, algunos servicios más podían agregarse, dependiendo del estado en el que se solicitaba.

Los exámenes de rutina y dentales para “niños saludables” son gratis. Sin embargo, por ciertos servicios tal vez tenga que pagar un copago.

Algunos estados cobran una prima mensual. Lo que le corresponda pagar a usted variará según el estado, pero no puede ser más del 5% del ingreso anual familiar.

La administración defendió los recortes y dijo a los reporteros el Lunes, que el dinero provendría de fondos sobrantes sin explotar, y que no afectaría las operaciones en CHIP ni en otras áreas de atención médica.”Esto es dinero que nunca se gastará”, dijo un funcionario.

La solicitud es parte de los esfuerzos de la administración para “controlar el gasto federal fuera de control”, según una declaración de la Casa Blanca, algo contra lo que Trump criticó duramente la campaña porque prometió “drenar el pantano”.

Su rival, Hillary Clinton, hizo campaña en 2016 por su defensa del proyecto de ley, mientras era primera dama.

Si bien es poco probable que el paquete pase al Congreso en el año electoral de mitad de período, la medida de Trump abre algunas heridas dolorosas para el Congreso.

Los legisladores recientemente tuvieron problemas durante meses para financiar el programa, que es muy valorado por los padres y por los funcionarios de ambos lados del pasillo político.

El programa de 20 años de antigüedad es pagado casi en su totalidad por el gobierno federal.

CHIP quedó atrapado en la batalla para financiar el gobierno federal el otoño pasado. El Congreso no reautorizó una asignación a largo plazo durante meses después de que su financiamiento finalizó el 30 de septiembre.

Los estados comenzaron a advertir que los niños perderían su cobertura si los legisladores no actuaban rápido. Los padres le suplicaron al Congreso que mantuviera a sus hijos asegurados, incluso Jimmy Kimmel instó a los estadounidenses a decirles a sus representantes, que financien el programa.

El Congreso finalmente aprobó una extensión de seis años de los fondos de CHIP el 22 de enero y luego agregó otros cuatro años en un acuerdo de presupuesto de febrero.

Un análisis de la Oficina de Presupuesto del Congreso a principios de este año mostró que el financiamiento de CHIP por 10 años ahorraría al gobierno federal $ 6 mil millones en 10 años.

Comments

comments

About The Author

Patricia Frias

Productor de contenido digital para Memphis Noticias.

Share This

Comparte este articulo

Si te gustó esta historia, comparte este articulo con tus amigos.