Republicanos rechazan el plan de la Cámara de Representantes que protege a dreamers, ‘tepesianos’ y trabajadores agrícolas

Dreamers

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Después de su aprobación en la Cámara de Representantes, los dos proyectos de ley impulsados por los demócratas para otorgar un estatus migratorio a dreamers, beneficiarios del Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) y trabajadores del campo indocumentados se enfrenta al obstáculo más duro: vencer la resistencia de los republicanos, necesarios para que estas reformas salgan adelante en el Senado, y que por ahora se manifiestan mayoritariamente en contra de ellas.

En la Cámara Baja, el proyecto para dreamers y tepesianos obtuvo el respaldo de nueve republicanos. Y en el caso de la propuesta para trabajadores agrícolas sin papeles, los republicanos a favor fueron 30.

En el Senado necesitarán el apoyo de al menos 10 republicanos.

Uno de los principales argumentos de los conservadores para rechazar estas propuestas es que consideran que cualquier cambio en leyes de inmigración debería contemplar la cuestión de la seguridad fronteriza, según explica la agencia de noticias The Associated Press.

Pero este argumento es justamente uno de los más divisivos en el Congreso, en un momento en el que los cruces irregulares de migrantes, entre ellos muchos menores no acompañados, se han disparado en las últimas semanas y la capacidad del Gobierno de gestionar estos flujos se ve seriamente puesta a prueba.

Los republicanos acusan a la Administración del demócrata Joe Biden de no haber tomado en serio la cuestión de la presión migratoria en la frontera, si bien ya había empezado a aumentar cuando todavía estaba Donald Trump en la Casa Blanca.

“No sabemos quiénes son estas personas, no sabemos cuáles son sus intenciones”, dijo Jody Hice, representante republicana por Georgia, sobre los trabajadores agrícolas inmigrantes que podrían buscar un estatus legal. “Es aterrador, es irresponsable, se está poniendo en peligro la vida de los estadounidenses”, agregó, pese a que estos trabajadores son los mismos que fueron considerados esenciales en los peores momentos de la pandemia y siguieron en sus puestos, arriesgando sus vidas para que los ciudadanos de esta país tuvieran comida en sus mesas.

Las medidas aprobadas este miércoles no se refieren directamente a migrantes que acaban de cruzar la frontera, sino a personas que ya se encuentran en el país. “Estas comunidades de inmigrantes fortalecen, enriquecen y ennoblecen a nuestra nación, y se les debe permitir quedarse”, dijo la demócrata Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes.

“Yo creo que todavía existen oportunidades”, dijo Bob Menéndez, representante demócrata por Nueva Jersey, a nuestra corresponsal en Washington D.C. Cristina Londoño. Según agregó, está trabajando con los líderes demócratas y con republicanos moderados para que las reformas salgan adelante.