Por qué es un arma de doble filo limpiar antecedentes criminales para evitar la deportación

Comparte:

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en LinkedIn

Abogados advierten que borrar los antecedentes criminales para evitar la deportación de EEUU no es un proceso sencillo ni evita que eso aparezca en el futuro.

Algunos dicen que sí, que algunos inmigrantes que han cometido crímenes o se declararon culpables de un delito y fueron procesados, pueden borrar sus antecedentes criminales para librarse de la deportación y de las nuevas polìticas migratorias del presidente Donald Trump. Pero abogados consultados por Univision Noticias explican que el proceso no es tan sencillo como aparenta y que para el servicio de inmigración nada se esconde, “no hay secretos”.

En Florida “se llama motion to vacate” (moción para anular) o “ motion for post conviction relief” (moción para anular tu declaración de culpabilidad), y se utiliza cuando una persona se declaró culpable de un delito, explica José Guerrero, un abogado que ejerce en Miami. “No se trata de una gestión para sellar o remover el caso, se presenta una moción para reabrirlo, quitar el acuerdo de declaratoria de culpabilidad y luego cerrarlo. Eso no lo va a tocar el servicio de inmigración”, asegura.

Guerrero agregó que “si un residente legal permanente viene y comete un crimen en el año 2000, se declara culpable porque así le dijo su abogado que lo hiciera, ahora en el 2017 tendrá consecuencias porque el gobierno lo va a tratar de deportar”.

El riesgo se elevó a partir del 25 de enero cuando el presidente Donald Trump firmó dos órdenes ejecutivas donde fijó las nuevas prioridades de deportación. La lista puso en la mirilla a indocumentados con antecedentes criminales y también a residentes legales que han cometido delitos que los convierten en inadmisibles o deportables de Estados Unidos.

“Pero si logra reabrir el caso, quita la declaración de culpabilidad y cierra el caso, entonces ya no hay acuerdo”, dice Guerrero. “El inmigrante debe buscar un abogado criminalista, somete al tribunal una moción para quitar esa declaración de culpabilidad, el juez la mira, se llega un acuerdo con la Fiscalía, se retira la declaración y se cierra el caso. Se le quitan los cargos automáticamente, ya no hay base para la deportación”, indica Guerrero.

En el caso de los indocumentados, Guerrero dice que “puede borrar el delito de los antecedentes en la corte pero sigue siendo un extranjero no autorizado. De acuerdo con la nueva política, es probable que no se libre del proceso de expulsión del país, no por el delito borrado, sino por su condición de indocumentado”.

Cuidado con lo que firma

En California el escenario es diferente al de Florida. “Siempre he recalcado que para efectos migratorios las personas deben tener mucho cuidado, porque a veces bajo ciertas circunstancias, el haber sido hallado culpable de ciertos crímenes puede tener consecuencias para toda la vida”, dice Nelson Castillo, un abogado y doctor en ley de inmigración que ejerce en Los Angeles, California.

“Bajo ciertas circunstancias, eso no funciona para efectos migratorios”, agrega. “El haber podido reabrir un caso en el que la persona fue hallada culpable, primero hay que argumentar la solicitud para borrar antecedentes criminales conocida como ‘ expungement’”.

Castillo explicó que una razón puede ser, por ejemplo, que al acusado no le explicaron las consecuencias migratorias que tendrá por declararse culpable de un crimen, o porque hubo negligencia por parte de la policía que lo detuvo, o por errores de la corte durante el juicio. “Pero hay que reunir las evidencias para demostrarlo, y que el tribunal tome una decisión si acepta la moción”.

“Pero en el caso que la persona haya cometido un crimen que lo hace deportable, y durante un proceso de inmigración no puede probar que puede permanecer legalmente en Estados Unidos, no servirá de mucho la solicitud de ‘expungement’”, advierte Castillo. Y recordó que las decisiones del servicio de inmigración se basan en la “discrecionalidad” del funcionario, quien por las facultades que le otorga la ley puede determinar que una persona, si bien no es culpable de un delito, pudo hacer estado vinculado con un crimen que lo vuelve inadmisible en el país.

“Mi consejo para los inmigrantes legales e indocumentados es no meterse en ningún problema, y no declararse culpable hasta no haber primero hablado con un abogado”, dijo Castillo.

Suíguenos en Redes Sociales

Noticias

Comunidad

Copyright ©2020

Memphis Noticias