Select Page

López Obrador acuerda con las clínicas privadas la liberación de camas para enfrentar “el momento más crítico” del coronavirus

López Obrador acuerda con las clínicas privadas la liberación de camas para enfrentar “el momento más crítico” del coronavirus

El convenio buscaría aumentar las capacidades del Gobierno mexicano para recibir en instituciones públicas hasta a 12.500 pacientes infectados con el virus.

El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador estableció un acuerdo con los directivos de clínicas privadas que reciban en esos recintos a pacientes del sistema público de salud, con el objetivo de que las instituciones del Estado puedan concentrarse en atender a personas en estado grave por el coronavirus.

Durante la conferencia de este lunes, López Obrador informó que había logrado un acuerdo con la Asociación Nacional de Hospitales Privados para implementar el convenio llamado “Un solo Sistema Nacional de Salud”.

Mediante este convenio, que tendrá vigencia del 23 de abril al 23 de mayo, se utilizarán la mitad de las camas disponibles del sector privado para atender a pacientes de instituciones públicas con patologías distintas al coronavirus, y así poder liberar espacio a los enfermos graves de covid-19.

“Esto nos va a permitir liberar espacios en hospitales públicos para estar preparados y, cuando se nos presente el momento más crítico, tengamos todas las camas, todos los equipos para salvar vidas”, dijo el mandatario mexicano.

Hasta ahora, 147 clínicas privadas de 27 estados se adhirieron al convenio para recibir a pacientes inscritos en el sistema público de salud (trabajadores del IMSS, ISSSTE, Insabi, Petróleos Mexicanos, Defensa y Marina Nacional), lo que permite liberar 3.115 camas en hospitales públicos.

México se encuentra en fase dos de la pandemia, con 296 muertes y 4.661 personas que han dado positivo por covid-19. No obstante, las autoridades sanitarias estiman que los contagios aumenten progresivamente en las próximas semanas, por lo que el acuerdo con el sector privado buscaría aumentar las capacidades del Gobierno mexicano para recibir en total hasta 12.500 pacientes infectados de coronavirus.

El mandatario mexicano destacó la unión entre el sector público y privado para enfrentar la crisis por el coronavirus. “Lo que nos importa es salvar vidas. Estamos dedicados a que podamos salir lo mejor posible de esta epidemia”, dijo López Obrador.

Los médicos y enfermeras de la Clínica 26 de Cabo San Lucas, una pequeña localidad turística, piden donaciones a la población.

Los contagios masivos de coronavirus entre el personal de hospitales públicos han abierto un nuevo frente para las autoridades sanitarias de México en medio de la pandemia. Mientras las miradas estaban puestas en Monclova donde ha habido más de una treintena de casos y tres muertes en Tlalnepantla donde se reconocen 19 diagnósticos positivos, el mayor brote en el país ha pasado prácticamente desapercibido.

La clínica 26 de Cabo San Lucas, una pequeña localidad turística a más de 4.000 kilómetros por tierra de la capital, registró el miércoles 42 contagios entre sus empleados, sin que hasta entonces se hubiera hecho mención alguna en las conferencias diarias sobre el avance del virus ni en la prensa nacional.

Después de que se destapara el contagio masivo, médicos y enfermeras del hospital han pedido ayuda y donaciones a la población para afrontar la pandemia. “Estamos haciendo frente al coronavirus por vocación, amor al trabajo y de manera profesional sin el equipo de seguridad necesario”, se lee en una publicación difundida en redes sociales.

El miércoles, las autoridades admitieron que hubo más de 60 casos positivos en hospitales de la región centro y norte del país, incluidos los de Cabo San Lucas, y una semana después de dar a conocer el caso de la ciudad norteña de Monclova.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), al que pertenecen estos hospitales, se ha resistido a catalogar los casos como “brotes hospitalarios” y ha asegurado que los focos de infección no están relacionados con la falta de materiales, aunque ha reconocido que hay 329 trabajadores sanitarios contagiados de Covid-19 en todo el país.

Tras romper la barrera de los 3.000 casos confirmados esta semana, México ha comprado a China 5.000 ventiladores y más de 56 millones de dólares en insumos médicos, y también ha pedido a Estados Unidos 10.000 ventiladores más para zanjar las fisuras de su sistema de salud. En el terreno, las dudas del personal en la primera línea de combate a la pandemia persisten.

Comments

comments

About The Author

Manuel Duran

Manuel Duran es periodista independiente en Memphis, TN. Fue director y productor del noticiero de Ambiente Radio, Enlace 1030, hasta el 2017. También fue productor y co-presentador del programa Los Hijos de la Tarde el Show, que transmitió en vivo durante 6 años.

Share This

Comparte este articulo

Si te gustó esta historia, comparte este articulo con tus amigos.