Líderes demócratas en el Congreso piden la renuncia del fiscal general por ocultar reuniones con el embajador ruso

Comparte:

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en LinkedIn

La representante Nancy Pelosi dijo que Jeff Sessions mintió bajo juramento en las audiencias para su confirmación. Por su parte, Chuck Schumer pidió que se designe a un fiscal especial para estudiar a fondo las posibles conexiones entre el entorno del presidente Donald Trump y Moscú. Destacados republicanos también han pedido que dé explicaciones.

En dos conferencias de prensa separadas este jueves, el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, y su colega en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, pidieron la renuncia del fiscal generalJeff Sessions al argumentar que no puede liderar una investigación independiente sobre los lazos entre Moscú y el entorno de Donald Trump tras conocerse que sostuvo encuentros con el embajador ruso en Washington, Sergey Kislyak, hecho que ocultó durante las audiencias sobre su confirmación en el cargo.

Por ello Schumer pidió un fiscal especial para investigar todas las ramificaciones sobre las posibles relaciones entre la campaña del presidente Donald Trump y Rusia.

El senador Schumer sostuvo que Session “tuvo semanas” para informar y corregir su declaración en el Senado en la que negó cualquier contacto con los rusos. “No hay nada malo en reunirse con el embajador, pero ¿por qué no fue claro y dijo la verdad?, se preguntó Schumer.

Pelosi afirmó que Sessions “mintió bajo juramento” durante las audiencias de confirmación en el Senado, algo que potencialmente lo hace blanco de un juicio por perjurio.

“Sessions no es apto para servir como el funcionario de más alto rango que vela por el cumplimiento de la ley en nuestro país y debe renunciar. Debe haber una comisión externa independiente y bipartidista que investigue las conexiones políticas, personales y financieras de Trump con los rusos”, dijo Pelosi en un comunicado.

Sessions se encuentra en la mira después de que se supiera que se reunió con Kislyak el pasado año pocos meses antes de las elecciones presidenciales, según publicó The Washington Post.

Tras la publicación de la información, el fiscal general negó en un comunicado que se reuniera con “funcionarios rusos” con el fin de “discutir temas de campañas”.

“Nunca me reuní con funcionarios rusos para discutir asuntos de la campaña”, afirmó Sessions, aunque no negó haberse visto con el embajador ruso ni especificó qué temas abordó con el diplomático. “No entiendo de qué trata esta acusación. Es falsa”.

Este jueves fue más allá y abrió la puerta a alejarse de una investigación de los supuestos lazos entre Rusia y la campaña de Trump. “Cuando sea apropiado, me apartaré (de una investigación). No hay duda sobre ello”, afirmó ante preguntas de NBC News.

Peticiones republicanas

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, le añadió más polémica al caso de Sessions al solicitarle que se retire de la investigación que encabeza sobre los lazos de Rusia y la campaña de Trump. Afirmó que debería recusarse a sí mismo si se confirma que en efecto mantuvo conversaciones con el embajador ruso.

Otros dos republicanos de altos cargos en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, líder de la mayoría en el Congreso, y Jason Chaffetz, presidente del Comité de Supervisión y Reforma Gubernamental, han pedido explicaciones al recién elegido Sessions.

Suíguenos en Redes Sociales

Noticias

Comunidad

Copyright ©2020

Memphis Noticias