Select Page

La lechuga romana que proviene de Yuma, Arizona, podría estar contaminada con E.coli

La lechuga romana que proviene de Yuma, Arizona, podría estar contaminada con  E.coli

El CDC ha ampliado su advertencia de E. Coli a todas las lechugas Romanas.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. han ampliado su advertencia sobre un brote de E. coli conectado a la lechuga romana en todas las formas, incluyendo cabezas enteras y corazones de romana cultivados en el área de crecimiento de Yuma, Arizona.

Una advertencia previa se limitó a las formas picadas de romana, incluidas las ensaladas y las mezclas para ensaladas.

El CDC basó la nueva advertencia en ocho nuevos casos de gastroenteritis aguda en una instalación correccional en Nome, Alaska, que parecen estar conectados con el brote actual que afecta a 84 personas en 19 estados.

Unas 42 personas han sido hospitalizadas, dijo el CDC, y aunque nadie ha muerto, nueve personas han desarrollado un tipo de insuficiencia renal llamada síndrome urémico hemolítico.

“Debido a que este brote involucra una cepa de la bacteria E. coli que puede llevar a enfermedades graves, incluidas las fallas renales, los funcionarios estatales piden a Alaska seguir las recomendaciones de los CDC y evitar cualquier lechuga romana que pueda estar contaminada”, dijo un comunicado de prensa del estado de Alaska.

Mientras que los casos actuales están conectados con el área de Yuma, Arizona, el CDC advierte que las etiquetas de los paquetes a menudo no identifican las regiones en crecimiento.

Por lo tanto, los consumidores deben tirar cualquier lechuga romana en sus hogares, incluso si la ingieren parcialmente, y evitar comer romana en los restaurantes a menos que el establecimiento pueda confirmar que la lechuga no es de Yuma.

Los otros estados donde se han reportado enfermedades son: Alaska, Arizona, California, Colorado, Connecticut, Georgia, Idaho, Illinois, Luisiana, Michigan, Missouri, Montana, Nueva York, Ohio, Dakota del Sur, Virginia y Washington.

Los síntomas de esta cepa de E. coli incluyen calambres estomacales severos, vómitos y diarrea, que a menudo es sanguinolenta, dijeron las autoridades.

Cualquier persona con estos síntomas debe consultar a un médico de inmediato y reportar su infección a los departamentos locales de salud y servicios sociales.

Las infecciones de estas bacterias a menudo tardan de tres a cuatro días en desarrollarse. La mayoría desaparecen en una semana, pero algunos pueden durar más tiempo y ser más severos, dijo el CDC.

El CDC recomienda usar una higiene adecuada; cocinar la carne a las temperaturas adecuadas; evitar la leche cruda, productos lácteos no pasteurizados y jugos; y no tragar agua al nadar.

Como se sospecha que la lechuga es la causa del brote actual, algunas personas preguntaron si sería útil lavar las verduras antes de comer. Ian Williams, jefe de la Subdivisión de Prevención y Respuesta ante Epidemias de los CDC. dijo que no.

Comments

comments

About The Author

Patricia Frias

Productor de contenido digital para Memphis Noticias.

Share This

Comparte este articulo

Si te gustó esta historia, comparte este articulo con tus amigos.