Select Page

La caravana hacia Estados Unidos, sigue creciendo.

La caravana hacia Estados Unidos, sigue creciendo.

Según dijo Donald Trump en Twitter, “Se están haciendo todos los esfuerzos posibles para evitar que el ataque de extranjeros ilegales crucen nuestra frontera sur. Las personas deben solicitar asilo en México primero, y si no lo hacen, los EE. UU. los rechazarán. ¡Los tribunales están pidiendo a los Estados Unidos que hagan cosas que no son factibles!”.

Andrés Manuel López Obrador, el presidente electo de México, sugirió el Domingo que Estados Unidos, Canadá y México deberían elaborar un plan conjunto para financiar el desarrollo en las áreas pobres de América Central y el sur de México.

“De esta manera, enfrentamos el fenómeno de la migración, porque el que abandona su ciudad no lo hace por placer sino por necesidad”, agregó.

La caravana de migrantes, comenzó hace más de una semana con menos de 200 integrantes y fue atrayendo a más personas a lo largo del camino. Hasta el Domingo se estimaba que su crecimiento estaba cerca de 5.000 personas, después de que muchos migrantes encontraran la forma de cruzar de Guatemala al sur de México cuando la policía bloqueó el punto de cruce.

Más tarde, las autoridades de Guatemala dijeron que otro grupo de aproximadamente 1,000 migrantes había ingresado a ese país desde Honduras.

Los migrantes han dicho que están huyendo de la violencia, la pobreza y la corrupción generalizadas en Honduras. La caravana es diferente a las migraciones en masa anteriores por sus grandes números sin precedentes y porque en gran parte comenzó espontáneamente a través del boca a boca.

Los inmigrantes recibieron ayuda el Domingo de simpatizantes mexicanos que ofrecieron comida, agua y ropa. Cientos de lugareños que conducían camionetas, furgonetas y camiones de carga se detuvieron para permitirles subir a bordo.

Funcionarios de defensa civil del estado de Chiapas, en el sur de México, dijeron que habían ofrecido llevar a los migrantes en autobús a un refugio establecido por funcionarios de inmigración, a unos 5 millas (7 kilómetros) de las afueras de Tapachula, pero los migrantes se negaron, temiendo que una vez que abordaran los autobuses serían deportados.

“Hemos tenido personas que sufrieron lesiones en el tobillo o el hombro por caídas durante el viaje, casos de pies hinchados, lacerados e infectados, y aunque nos hemos ofrecido a llevarlos a un lugar donde puedan recibir mejor atención, se han negado porque temen que sean detenidos y deportados”, dijo García, un funcionario de la Cruz Roja, “Quieren seguir su camino”, agregó.

El avance del grupo ha generado fuertes críticas por parte del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien arremetió nuevamente el Domingo contra el Partido Demócrata por lo que aparentemente ve como un tema ganador para los republicanos, un poco más de dos semanas antes de las elecciones de medio término.

Comments

comments

About The Author

Patricia Frias

Productor de contenido digital para Memphis Noticias.

Share This

Comparte este articulo

Si te gustó esta historia, comparte este articulo con tus amigos.