Select Page

Juez en Arizona dice estar “avergonzado” de preguntar a un bebé de 1 año si entendió el procedimiento.

Juez en Arizona dice estar “avergonzado” de preguntar a un bebé de 1 año si entendió el procedimiento.

Un niño de 1 año bajo custodia federal que apareció en el tribunal de inmigración sin sus padres en Phoenix, jugó brevemente con una pelota, bebió de una botella y luego “lloró histéricamente” cuando estaba a punto de abandonar la sala el Viernes, según The Associated Press.

Eventualmente, se le otorgó una orden de salida voluntaria para que el gobierno pueda llevarlo a Honduras, donde su padre ya ha sido enviado.

El niño, identificado en la corte solo como Johan, fue uno de los niños que comparecieron el Viernes en la corte de Arizona sin padres. Otro de los niños levantó cinco dedos cuando el juez le preguntó su edad.

El juez John Richardson, dijo que estaba “avergonzado de preguntar” si Johan entendió los procedimientos, “No sé a quién se lo explicaría, a menos que piense que un niño de 1 año podría aprender la ley de inmigración”, le dijo al abogado de Johan.

Los defensores de  inmigración se han quejado de que los niños vayan a la corte, y lo llaman estresante y atemorizador. No hay adaptaciones físicas para niños, muchos de los cuales ni siquiera pueden ver mesas de defensa sin asientos elevadores.

“No hay asientos elevadores … no hay osos de peluche”. Es un tribunal de inmigración frío, y estos niños están sentados en sillas que son demasiado grandes para ellos; sus pies ni siquiera tocan el piso “, dijo la abogada de inmigración Lindsay Toczlowski a CNN, el mes pasado.

Johan, quien fue separado en los Estados Unidos de su padre bajo la política de inmigración de tolerancia cero del presidente Donald Trump, es uno de los niños más afortunados, porque al menos tiene un abogado designado por el tribunal. No todos los niños separados de sus padres lo tienen.

Trump revocó su propia política de separación con una orden ejecutiva que firmó el 20 de Junio. Pero ahora su administración está bajo orden judicial para reunir a los niños con sus familias.

Según el Departamento de Salud y Servicios Humanos, alrededor de 3.000 niños migrantes permanecen bajo custodia del gobierno después de separarse de sus padres, y cerca de 100 de ellos son menores de 5 años.

El New York Times informó que algunos registros sobre las familias separadas se han perdido o incluso destruido, lo que aumenta la posibilidad de que algunos niños nunca se reúnan con sus familias.

Además, los EE. UU. ya han deportado al menos a 19 padres de niños menores de 5 años y bajo custodia federal.

Un juez federal en San Diego, ordenó a la administración Trump reunir a los niños menores de 5 años con sus padres dentro de los 14 días, y dentro de 30 días a los niños mayores. La primera fecha límite es el 10 de julio.

Los abogados de HHS ( Health and Human Services ), solicitaron una extensión la semana pasada y argumentaron que no se debería exigir a los funcionarios federales que reúnan a niños con padres que ya han sido deportados.

El juez Dana Sabraw, que fijó los plazos, tiene previsto celebrar una audiencia el Lunes sobre la solicitud de extensión, pero solo en casos específicos en los que el gobierno pueda demostrar que es necesaria.

Dijo el Viernes que el gobierno debe reunir a los niños con sus padres, incluso si los padres ya han sido deportados.

Comments

comments

About The Author

Patricia Frias

Productor de contenido digital para Memphis Noticias.

Share This

Comparte este articulo

Si te gustó esta historia, comparte este articulo con tus amigos.