Select Page

Inmigración: HB-2315 y SB- 2332

Inmigración: HB-2315 y SB- 2332

“No vamos a permitir que una ley tan dura y racista se implemente, por eso estamos aquí protestando”, dice Leticia Álvarez, directora de la Coalición por los Derechos de los Inmigrantes y Refugiados de Tennessee, institución que organizó la movilización.

Decenas de personas salieron a protestar este Jueves en Nashville contra leyes de deportaciones masivas, como han llamado activistas a la HB-2315, que busca incrementar el poder de las autoridades de inmigración en Tennessee, para lograr la captura, arresto y deportación de inmigrantes indocumentados de manera acelerada.

La protesta se llevó a cabo en la Plaza Legislativa, donde se encuentran las oficinas del gobernador republicano Bill Haslam, a quien le exigen vete la ley.

“Esta noche más de 1000 personas se unieron para pedir al Gobernador Haslam que vete la ley de deportaciones masiva, HB2315. Aquí estamos y no nos vamos!”

La ley SB 2332, también obligaría a las autoridades estatales y locales, a colaborar con el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas, ICE en inglés, entregándoles a los indocumentados que caigan en las cárceles presos por delitos menores o graves, y aumentarían las redadas en sitios de trabajo y vecindarios.

La iniciativa, que también prohibiría a las instituciones de Tennessee adoptar “políticas santuario”, para proteger a inmigrantes indocumentados, fue aprobada en la Cámara de Representantes y el Senado, por lo que la última palabra sobre si se implementa, o no, quedará en manos del gobernador Haslam.

La Coalición por los Derechos de los Inmigrantes y Refugiados de Tennessee también está instando a las personas que envíen correos electrónicos, cartas, y llamadas a la oficina del gobernador, encarándolo a que vete esta ley.

“Hasta el momento se han enviado cinco mil doscientos correos al gobernador. Pero es momento de actuar, debemos continuar”, dice Leticia Álvarez, directora de la Coalición por los Derechos de los Inmigrantes y Refugiados de Tennessee, institución que organizó la movilización.

Numerosos condados han pagado millones de dólares por el programa solo en el primer año: dólares de impuestos que se han desviado de las prioridades de la policía local, para la aplicación de la ley federal de inmigración.

Los contribuyentes de Tennessee pagarán la factura de este plan.

En el proceso, este proyecto de ley invitaría a crear perfiles raciales, y erosionaría la confianza de los inmigrantes en la policía, lo que provocaría que las víctimas y los testigos no denunciaran suficientemente el delito.

La erosión de las relaciones entre la comunidad y la policía, dificultaría el trabajo de la policía local, poniendo en peligro la seguridad pública de toda la comunidad.

Comments

comments

About The Author

Patricia Frias

Productor de contenido digital para Memphis Noticias.

Share This

Comparte este articulo

Si te gustó esta historia, comparte este articulo con tus amigos.