Select Page

ICE ha detenido a 250 estudiantes extranjeros vinculados a una universidad falsa creada por los propios agentes federales

ICE ha detenido a 250 estudiantes extranjeros vinculados a una universidad falsa creada por los propios agentes federales

Cuando a finales de enero se conoció este caso, varias decenas de estudiantes, en su mayoría de la India, habían sido detenidos. Actualmente, según informaciones de ICE, la cifra asciende a 250. La mayoría de los estudiantes vinculados a la trama aceptaron voluntariamente abandonar el país pero otros han impugnado sus órdenes de deportación y ocho personas han sido condenadas a penas de prisión como ‘reclutadores’.

Unos 250 estudiantes han sido arrestados desde que a finales de enero de 2019 se supo que funcionarios de inmigración de Estados Unidos habían creado una universidad falsa para atraer a aquellos universitarios extranjeros que intentaban quedarse en el país con visas de estudiantes que podrían no haber sido legales.

La Universidad de Farmington fue una creación del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE)que la promocionó como un centro para estudiantes STEM (ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas) que quisieran inscribirse y no “interrumpir sus carreras”.

Con un nombre, un sitio web y hasta un escudo con un lema inventado por los federales, la escuela contaba con agentes encubiertos que se hacían pasar por funcionarios universitarios.

En enero, ocho personas que supuestamente trabajaron como “reclutadores” para la escuela y ayudaron a al menos 600 estudiantes a permanecer en el país bajo falsas pretensiones fueron acusados de conspiración federal.

En ese momento, el medio The Detroit News informó que decenas de estudiantes de la Universidad de Farmington, muchos de ellos ciudadanos indios, fueron arrestados por violaciones de inmigración y enfrentaron la deportación.

Actualmente ese número ha aumentado a unos 250 estudiantes, cuyos arrestos se produjeron entre enero y julio de este año según informó ICE en un comunicado reportado por Detroit Free Press. La mayoría de los arrestos ocurrieron en febrero, de acuerdo a la información de los funcionarios de inmigración.

Los estudiantes habían llegado legalmente al país con visas de estudiante, pero dado que más tarde se reveló que la Universidad de Farmington era una creación de los agentes federales, perdieron su estatus migratorio después de que el centro cerrara en enero.

Según el comunicado de ICE, casi el 80 % de los arrestados eligieron voluntariamente abandonar los Estados Unidos y volver a sus países. El 10 % recibió una “orden final de deportación” y el otro 10% ha impugnado sus deportaciones, ya sea solicitando una retribución legal o apelando la expulsión a través de la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración.

Siete de los ocho reclutadores, todos de entre 20 y 30 años, se declararon culpables y fueron condenados a prisión, informó a Free Press Khaalid Walls, portavoz de ICE en Detroit. Las sentencias oscilan entre 18 y 12 meses.

La Universidad de Farmington fue creada, dijeron funcionarios de ICE en su declaración, para proporcionar al Departamento de Seguridad Nacional “evidencia de fraude de primera mano”.

“Las escuelas encubiertas proporcionan una perspectiva única para comprender las formas en que los estudiantes y reclutadores intentan explotar el sistema de visas de estudiantes no inmigrantes”, dijo ICE en el comunicado. Otro caso de universidad ficticia creada por las autoridades migratorias en Nueva Jersey se conoció en 2017.

Rahul Reddy, un abogado de Texas involucrado en los casos de estos estudiantes, dijo a The Detroit News que los funcionarios estadounidenses que dirigen la operación falsa de la Universidad de Farmington se aprovecharon de los estudiantes desprevenidos.

“No deberían castigar a estas personas que fueron atraídas a una trampa”, dijo Reddy. “Estas personas ni siquiera pueden defenderse adecuadamente porque no tienen los mismos derechos en los procedimientos de deportación”.

De acuerdo a reportes previos de Univision Noticias, los fiscales argumentaron en los documentos judiciales revelados a principios de este año que al no haber clases ni profesores los estudiantes sabían que la escuela era una farsa y supuestamente optaron por inscribirse de todos modos, porque hacerlo les permitiría permanecer en el país con visas F-1, lo que les permite residir temporalmente en los Estados Unidos mientras estudian en instituciones académicas acreditadas.

Walls, el portavoz de ICE Detroit, había dicho a una emisora local en enero que los estudiantes habían ingresado legalmente a los Estados Unidos con visas F-1 después de haber sido aceptados en escuelas legítimas y luego se trasladaron a la Universidad de Farmington.

Los ocho reclutadores supuestamente ayudaron a crear registros fraudulentos, incluidas las transcripciones que los estudiantes podrían entregar a las autoridades de inmigración, que reconocieron ante la corte haber aceptado más de 250,000 dólares en sobornos por su trabajo, sin saber que los pagos en realidad provenían de agentes encubiertos.

Esa operación, denominada Paper Chase, se extendió durante varios años antes de las revelaciones del mes de enero sobre la falsa universidad, que según el Detroit News se creó en 2015, aunque los agentes del Homeland Security Investigations, una división de ICE, no comenzaron a hacerse pasar por funcionarios hasta 2017, según la acusación.

Desde el exterior, la Universidad de Farmington parecía legítima, promocionada en un sitio web falso en donde aparecían fotos del campus que mostraban a estudiantes leyendo en el césped o estudiando en una moderna biblioteca.

Pero en realidad no se impartían clases en la universidad ni había profesores contratados. Su “campus” consistía en una pequeña oficina en un parque corporativo en el suburbio de Farmington Hills, en Michigan, al noroeste de Detroit.

Según los fiscales, Farmington estaba siendo utilizada por ciudadanos extranjeros para residir en el país. Los estudiantes pagaban miles de dólares a la universidad y luego proporcionaban a las autoridades de inmigración evidencia de que estaban inscritos en un programa educativo a tiempo completo para mantener su visado, ya que esta universidad falsa aparecía en la lista de escuelas certificadas del Departamento de Seguridad Nacional.

Por su parte, el abogado de algunos estudiantes le dijo a Free Press que el gobierno de los Estados Unidos “hizo mucho dinero” con ellos.

Prem Rampeesa, de 27 años, fue sentenciado la semana pasada a un año de prisión por haber reclutado a más estudiantes a venir a la universidad, aunque ya ha cumplido 295 días y probablemente será liberado en dos o tres meses y luego deportado a la India, según informó su abogada Wanda Cal a Free Press.

La pasada semana, en una audiencia en la corte, Cal dijo que su cliente estaba “arrepentido” y que era una “buena persona atrapada en una mala situación”, informó el medio.

La abogada dijo que Rampeesa había venido a los Estados Unidos legalmente y se había gastado 40,000 dólares en 2016 para obtener una maestría de la Universidad Politécnica del Noroeste, una escuela que luego perdió su acreditación.

“Estaba desesperado por encontrar una manera de permanecer en los Estados Unidos”, escribió la abogada en el memorándum de la sentencia. Según la magistrada, Rampeesa creía que estaba trabajando con funcionarios de la universidad y que recibiría créditos de matrícula por reclutar a otros estudiantes.

“Estoy avergonzado”, escribió Rampeesa en una carta que fue leída en su audiencia de sentencia, de acuerdo con Free Press. “Tomé una muy mala decisión”, dijo, una que “trajo la vergüenza para mi familia”.

Comments

comments

About The Author

Manuel Duran

Manuel Duran es periodista independiente en Memphis, TN. Fue director y productor del noticiero de Ambiente Radio, Enlace 1030, hasta el 2017. También fue productor y co-presentador del programa Los Hijos de la Tarde el Show, que transmitió en vivo durante 6 años.

Share This

Comparte este articulo

Si te gustó esta historia, comparte este articulo con tus amigos.