Select Page

Gran redada en Sumner, al noreste de Dallas, Texas.

Gran redada en Sumner, al noreste de Dallas, Texas.

En una empresa situada en Sumner, una comunidad de aproximadamente 100 residentes situada a unas 100 millas (160 km) al noreste de Dallas, se efectuó el día Martes una de las mayores redadas de Texas.

La compañía fabrica remolques y otros artefactos de carga para vehículos. Funciona desde 1996, cuando fue creada como una empresa familiar, y emplea a unas 500 personas, según su página web.

Tal como ha ocurrido en otros operativos, ICE realiza primero un trabajo de inteligencia que implica la infiltración de empleados que verifican la situación legal de quienes trabajan, con el fin de tomar una decisión final sobre llevar a cabo o no la redada.

Decenas de agentes federales, con la ayuda de la policía local, la llevaron a cabo dejando un saldo de 160 detenidos, explicó la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), en un comunicado publicado en su página digital.

“Dijeron que andaban buscando a una persona, pero al último nos dijeron que venían por todos”, dijo una de las empleadas del lugar. “Primero nos separaron en grupos y después, cuando nos llevaron a otro edificio, nos separaron, las mujeres a un lado y los hombres a otro, a estadounidenses, mexicanos y morenos”, agregó.

Varias semanas antes de la redada, entre los trabajadores de la planta circulaba el rumor que estaban siendo vigilados por un espía, o un “soplón”.

Como fue mostrado en varios medios de comunicación, la fábrica fue rodeada por autobuses, camionetas y helicópteros de la Agencia de Inmigración.

Según algunos trabajadores que se encontraban en el lugar, los oficiales entraron por todas las puertas, sacaron sus armas y ordenaron a todo el mundo que se tiraran al suelo; luego fueron registrados para asegurarse que no tuvieran armas o drogas y amenazados con ser golpeados si no obedecían. Se dirigieron a los empleados con malas palabras y maldiciones.

“Este es uno de los operativos más grandes hechos en un solo centro de trabajo en los últimos 10 años en Texas”, precisó Katrina Berger, agente especial de ICE, durante una rueda de prensa poco después de la redada.

Según Berger, HSI Dallas, que supervisa 128 condados en el norte de Texas y el estado de Oklahoma,”Las empresas que contratan intencionalmente extranjeros ilegales, crean una ventaja injusta sobre sus negocios competidores…”, “…Además, les quitan empleos a los ciudadanos y residentes legales de Estados Unidos y crean una atmósfera preparada para explotar su fuerza de trabajo ilegal.”

Todos los infractores del estado de inmigración arrestados el 28 de Agosto serán entrevistados por el personal de ICE y el personal de la División de Servicios de Salud de Inmigración (DIHS) del Departamento de Salud y Servicios Humanos para registrar cualquier situación médica, de cuidador único u otra situación humanitaria.

Con base en estas entrevistas, el ICE determinará si los arrestados permanecen bajo custodia, o si son considerados para la liberación humanitaria.

En todos los casos, a todos los extranjeros ilegales que se encuentren, se les tomarán las huellas digitales y se los procesará para su retiro de los Estados Unidos.

Comments

comments

About The Author

Patricia Frias

Productor de contenido digital para Memphis Noticias.

Share This

Comparte este articulo

Si te gustó esta historia, comparte este articulo con tus amigos.