“Este es el rostro del mal”: cómo lograron detener al sospechoso de violar y dispararle a un niño en Miami

Aliex Santiesteban, de 43 años, acusado de ser el autor del secuetro, violación y luego dispararle en el rostro a un niño de 12 años en Miami. El hombre "ya tenía antecedentes" fue rastreado en una rápida investigación. El menor se recupera en el hospital.
Violador de Miami dade New version

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

“Ese es el rostro del mal, damas y caballeros”. Así se refirió el director de la policía del condado de Miami-Dade (Florida) Freddy Ramírez, en una conferencia este martes al detenido Aliex Santiesteban, acusado de secuestrar, violar y disparar a un niño en Miami.

El caso es estremecedor: días atrás un niño de 12 años que salió de su casa sin avisar a sus padres fue presuntamente interceptado por Santiesteban, quien lo forzó a subir a su auto para luego abusar de él y dispararle.

Este martes, apenas 72 horas después del hecho, la Policía del condado de Miami-Dade anunció que arrestó a Aliex Santiesteban, de 43 años, como sospechoso de secuestrar, violar y disparar al menor.

Las pruebas de ADN fueron parte fundamental para lograr dar con el sospechoso, explicó explicó el vocero de la policía a Univision Noticias.

“Buscamos todas las piezas que teníamos, incluyendo las pruebas de ADN”, indicó el comunicador Policía de Miami-Dade, Álvaro Zabaleta.

La investigación “fue muy rápida” porque usando pruebas genéticas, las autoridades lograron dar con el hombre que tenía ya delitos previos.

“(Como) todo ocurrió dentro del carro… y el niño fue baleado dentro del carro, había mucha sangre y muchos líquidos corporales y a raíz de eso fue que junto al laboratorio se trabajó para ver si salía algo y efectivamente el lunes logramos identificarlo a través de ADN porque él ya tenía antecedentes”, indicó el portavoz a Univision Noticias.

En conferencia, Brian Rafky, de la Oficina de Víctimas Especiales, dijo: “Definitivamente tenemos evidencia de ADN que es convincente, así como otra evidencia física con la que sabemos que el sujeto estaba en el área”.

Tras esa investigación, Zabaleta explicó que dieron con el domicilio del sospechoso y enviaron efectivos policiales “encubiertos” para “vigilar la casa” hasta el momento en qué apareció y fue arrestado. “Es una persona muy peligrosa”, aseguró al tiempo que indicó que “la investigación apenas comienza”.

Las autoridades indicaron que ahora el acusado enfrentará cargos de agresión sexual con un arma de fuego, secuestro e intento de homicidio.

El detective Adalberto Fuentes explicó que el niño de 12 años se escapó de su casa sin el conocimiento de sus padres.

Cuado regresó caminando, el niño fue abordado por un conductor de un carro negro “y pelo rizado” y lo obligó a meterse.

Según la policía, el niño caminaba cerca de NW 43rd Terrace y NW 30th Avenue alrededor de las 3 am del sábado
hora local cuando fue secuestrado a punta de pistola por un hombre, luego identificado como Santiesteban.

Una vez dentro del vehículo trató de salir, pero se activaron las cerraduras para niños. Santiesteban lo llevó a un área cerca de NW 45th Street y 31st Avenue.

“Puso a la víctima en la parte de atrás y abusó sexualmente de él. Luego de eso, hubo una pelea… después la víctima se dio cuenta que había sido disparado”, relató Fuentes.

El niño fue expulsado del automóvil y Santiesteban se fue. El vocero de la policía de Miami-Dade aseguró que no sabe si el daño en el ojo de la víctima es permanente.

“Mi corazón está con el niño y con sus padres ningún niño debería sufrir jamás este tipo de crímenes. Este niño ha sufrido daños físicos y emocionales de los que tardará años en recuperarse”, afirmó el director Freddy Ramirez. “Es un recordatorio a padres y niños que hay que estar alertas”.

Un video de cámaras de seguridad que fue revelado por el dueño de una tienda de comestibles donde llegó caminando el menor clamando ayuda, muestra como varias personas vieron las condiciones en las que se encontraba el niño, pero pocos se le acercaron para tenderle una mano.

Una persona que iba en bicicleta en la madrugada del sábado, cuando dejaron tirado al niño luego que un hombre lo violó y le disparó, lo escoltó por dos cuadras hasta que llegó y se desplomó.

“Ayúdenme por favor”, iba diciendo el niño.

Sin embargo al llegar al lugar, al menos unas 7 personas los rodearon pero nadie se le acercó mientras intentaba sujetarse a un bote de basura, hasta que cayó al suelo. Luego un hombre llamó al 911 y una mujer le acercó con una toalla y una botella de agua.