Select Page

El Gobierno de AMLO anuncia suspensión de labores en México y la fase 2 por coronavirus

El Gobierno de AMLO anuncia suspensión de labores en México y la fase 2 por coronavirus

El Gobierno mexicano de López Obrador instaló las nuevas medidas después de registrar casi 400 contagios y de críticas de que postergó acciones más contundentes.

México acaba de entrar este martes en el escenario dos de contagios por el nuevo coronarivus SARS-CoV2, que implica postergar eventos donde se vaya a reunir 100 o más personas, que cualquier persona con síntomas se quede en casa por 15 días y la suspensión de actividades laborales que signifiquen “la movilización de personas” en el espacio público.

Es decir, según autoridades, quienes hagan un trayecto del domicilio a la oficina o viceversa. Pero no aclararon qué tan extensas son las restricciones para todos los tipos de trabajo, formal e informal, en México.

Hay sectores que quedan exentos de la suspensión, como la producción de alimentos o ciertas dependencias del Gobierno, que ahora deberán operar con planes adicionales para resguardar la seguridad de sus trabajadores y clientes o usuarios del contagio. El Gobierno pidió también que no haya despidos a causa de la suspensión de labores y que se mantengan los sueldos.

Las medidas estarán vigentes por entre 30 y 40 días, inicialmente.

Las fuerzas armadas también instalarán sitios para el aislamiento voluntario y para atender casos graves, como parte del plan DN-III-E, de auxilio a la población en casos de emergencia. Hacienda anunció la movilización anticipada de 25,000 millones de pesos (1,000 millones de dólares) para los sistemas de salud y la atención por el COVID-19.

Hasta ahora, el Gobierno federal solamente había suspendido clases, del 20 de marzo al 20 de abril, y el lunes había instalado una campaña para promover el lavado de manos y el distanciamiento social, llamada Jornada Nacional de Sana Distancia.

“Ha llegado el momento en que podemos tener una mayor contribución con estrategias masivas”, declaró el subsecretario para la Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, el martes en conferencia de prensa matutina.

“Seguiremos teniendo transmisión”, agregó, “pero esto nos lleva a administrar el riesgo, a lograr tener que cada día haya menos casos de los que se pueden atender en la infraestructura de salud”. En otras palabras, se busca aplanar la curva.

El anuncio del Gobierno fue hecho después de que se registraran cinco fallecimientos en el país, que tiene 367 contagios y donde hay 826 casos sospechosos de COVID-19.

La gran mayoría son casos importados de países con mayores brotes o de infección por contacto directo con alguien que viajó a esos sitios. Aunque ahora hay cinco de los casos cuyo origen directo no es certero, según las autoridades sanitarias, lo que sugeriría que México se aproxima a tener contagio comunitario.

El promedio de edad de las personas contagiadas del nuevo coronavirus en territorio mexicano es 39 años; casi el 90% no han necesitado ser hospitalizados con “riesgo de complicación sumamente bajo”, según López-Gatell. 

Antes de que las autoridades federales anunciaran estas acciones, las autoridades de Monterrey, Ciudad de México, Guadalajara y otros gobiernos locales ya habían instalado protocolos abarcadores para suspender actividades no esenciales y desincentivar reuniones de más de cinco personas.

Varias empresas también habían implementado, sin que lo indicara el Gobierno, medidas como la modalidad de teletrabajo o la suspensión de sus eventos, como todos los conciertos programados por la compañía Ocesa durante marzo y abril.

Las autoridades sanitarias en México fueron reconocidas por la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud por implementar medidas iniciales de revisión y preparar protocolos desde enero de este año, cuando el virus seguía concentrado en Wuhan, China, el primer sitio de brote. 

Sin embargo, ya que el virus se expandió por todo el mundo con cientos de miles de contagios y decenas de miles de fallecimientos, científicos en el país y ciudadanos habían expresado incertidumbre sobre la reacción a la pandemia en México.

Afirmaban que no se estaba haciendo suficiente para prevenir mayores contagios y criticar que el presidente, Andrés Manuel López Obrador seguía haciendo declaraciones contradictorias.

Por ejemplo, este mismo fin de semana exhortó a la gente a seguir saliendo a las calles, y en mítines continuaba dando la mano y abrazos, pese a que los expertos sanitarios sanitarios del Gobierno recomendaban mantener un distanciamiento social y hacer saludos sin contacto, hasta por medio de cumbias y caricaturas.

“No se ha actuado de manera precipitada, no hemos actuado con conjeturas”, declaró López Obrador al respecto este martes.

Expresó su esperanza de que las medidas se puedan implementar “sin caer en la ingobernabilidad, sin que se nos salga de control”, y prometió que se podrán paliar los efectos económicos de estar en fase dos de la pandemia gracias al ahorro gubernamental y a posibles créditos a pequeños empresarios.

“Más que la capacidad hospitalaria, lo importante es que podamos curarnos y cuidarnos los mexicanos en nuestros hogares”, dijo el presidente al cerrar su conferencia de prensa matutina. “Nosotros tenemos mucha fortaleza por la solidaridad, la fraternidad de nuestras familias. La familia en México es la institución de seguridad social más importante, que no tengamos duda de eso”.

Comments

comments

About The Author

Manuel Duran

Manuel Duran es periodista independiente en Memphis, TN. Fue director y productor del noticiero de Ambiente Radio, Enlace 1030, hasta el 2017. También fue productor y co-presentador del programa Los Hijos de la Tarde el Show, que transmitió en vivo durante 6 años.

Share This

Comparte este articulo

Si te gustó esta historia, comparte este articulo con tus amigos.