Select Page

EE.UU. está separando a padres de sus hijos para desalentar inmigración ilegal y asilos

EE.UU. está separando a padres de sus hijos para desalentar inmigración ilegal y asilos

Miles de padres que han cruzado la frontera sur con México de manera ilegal para llegar a EE. UU., en los últimos años, han sido recluidos con sus hijos en centros de detención de inmigrantes.

Pero el caso de una mujer brasileña y su hijo ilustra lo que los defensores de los inmigrantes llaman un enfoque más severo de aplicación de la ley de inmigración que apunta a separar a padres e hijos, reportó el diario Los Angeles Times.

La madre brasileña, que está en Texas y que pidió ser identificada solo como Jocelyn porque es victima de la violencia doméstica, ingresó a EE. UU. en agosto pasado con su hijo de 14 años.

Según ella, su hijo estaba siendo amenazado por las pandillas y ahora se encuentra detenido en Illinois. Ambos están tramitando una solicitud de asilo.

Familias inmigrantes, como la de Jocelyn, generalmente son procesadas por los tribunales de inmigración. Esas familias son detenidas juntas o liberadas con órdenes de comparecer en procedimientos judiciales posteriores.

El presidente Trump prometió poner fin a esta práctica a la que llamó “captura y liberación”.

Históricamente, la mayoría de los que cruzan la frontera fueron enviados a sus países de origen, pero la administración del presidente Donald Trump ha amenazado con enjuiciar a algunos padres inmigrantes porque ingresar ilegalmente al país es un delito federal, según reportó Los Angeles Times

La primera ofensa es un delito menor con una sentencia máxima de seis meses.

Las personas atrapadas por segunda vez enfrentan un cargo de delito mayor con una sentencia máxima de hasta 20 años, dependiendo de sus antecedentes penales.

Según defensores públicos y defensores de los inmigrantes, cada vez más familias inmigrantes que llegan a la frontera sur en busca de asilo están siendo acusadas en tribunales penales federales desde El Paso hasta Arizona.
Jocelyn fue acusada de un delito menor, y su hijo fue enviado a un refugio en Chicago.

No existen estadísticas completas, pero los activistas y abogados dicen que la evidencia anecdótica sugiere que esta práctica se está extendiendo.

“No se supone que haya detención total de las personas que buscan asilo, pero en realidad, eso es lo que está sucediendo. Todavía estamos en este limbo en nuestro sector y al otro lado de la frontera: ¿qué está pasando? ¿Cuáles son las nuevas políticas? “, dijo al Times Dylan Corbett, director del Hope Border Institute, un grupo sin fines de lucro de justicia social.

La semana pasada, 75 demócratas del Congreso encabezados por la representante Lucille Roybal-Allard enviaron una carta al secretario de Seguridad Nacional expresando su indignación por el aumento de las separaciones familiares y exigiendo a los funcionarios aclarar sus políticas dentro de dos semanas, reportó Los Angeles Times.

“Estamos muy preocupados de que estas prácticas se estén expandiendo y empeorando, traumatizando aún más a las familias e impidiendo el acceso a un proceso justo para buscar asilo”, escribieron según el periódico.

Seguridad Nacional no admite que apunta a las familias, pero dice que está haciendo cambios de procedimientos y políticas para disuadir la inmigración ilegal.

“La administración se compromete a utilizar todas las herramientas legales a su disposición para asegurar las fronteras de nuestra nación”, dijo al Times Tyler Houlton, portavoz de Seguridad Nacional.

Jocelyn dijo al diario que huyó de Brasil para escapar de un marido abusivo. Durante una reunión reciente en el centro de detención de El Paso donde se encuentra detenida, ella se subió la manga de su uniforme blanco para mostrar cicatrices en su brazo que, según dijo, provenían de los golpes de su esposo, quien es un guardia de seguridad armado que se negó a concederle un divorcio.

Ella y su hijo volaron a México el 24 de agosto, cruzaron la frontera dos días después, se entregaron a la Patrulla Fronteriza cerca de El Paso y les dijeron que serían separados.

No está claro cuántos padres inmigrantes como Jocelyn han sido acusados ​​y separados de sus hijos. Los defensores públicos federales y los tribunales de distrito de EE.UU. no siguen los casos. La Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras de los Estados Unidos informó que este año fiscal anual, que comenzó en octubre, solo cinco familiares migrantes fueron remitidos para su enjuiciamiento en un tribunal penal federal, siete durnate el último año fiscal y 21 el año anterior.

Las estimaciones de los grupos de defensa de migrantes son mucho más altas.

En Arizona, el Florence Immigration and Refugee Rights, con sede en Tucsón, vio 213 de estos casos el año pasado, un significativo aumento con respecto a los 190 casos del año anterior. La directora legal Laura St. John dijo que el grupo ya ha ayudado a 23 familias separadas este año.

Una docena de casos de separación familiar fueron denunciados por el Lutheran Immigration and Refugee Service, con sede en Washington. Hope Border Institute encuestó a abogados que representan a 90 solicitantes de asilo en el área de El Paso entre junio y noviembre de 2017 y descubrió que el 94% tenía clientes separados de sus hijos.

En diciembre, una serie de grupos de defensa de inmigrantes presentaron una queja ante Seguridad Nacional, alegando que los padres habían sido acusados ​​y separados de sus hijos, “sin una justificación clara o razonable, como un medio de castigo y / o disuasión, y con pocos mecanismos para localizar, contactar o reunirse con miembros de la familia”. La queja está pendiente.

Comments

comments

About The Author

Manuel Duran

Manuel Duran es periodista independiente en Memphis, TN. Fue director y productor del noticiero de Ambiente Radio, Enlace 1030, hasta el 2017. También fue productor y co-presentador del programa Los Hijos de la Tarde el Show, que transmitió en vivo durante 6 años.

Tweets Recientes

Share This

Comparte este articulo

Si te gustó esta historia, comparte este articulo con tus amigos.