Donald Trump despide a James Comey, director del FBI

Donald Trump despide a James Comey, director del FBI

Comparte:

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en LinkedIn

James Comey había dicho la semana pasada al Senado que Huma Abedin, asesora cercana de la excandidata presidencial, había enviado “miles” de correos a la computadora de su esposo Anthony Weiner, algunos con información clasificada. El FBI rectificó esto en una carta para precisar que solo reenvió un “pequeño número” y que apenas dos cadenas de correos contenían información clasificada.

El FBI envió este martes una carta al Congreso corrigiendo información ofrecida la semana pasada su jefe, James Comey, respecto a la investigación sobre los e-mails de Hillary Clinton que según la excandidata presidencial le costó la elección el pasado noviembre. Minutos después, el presidente Donald Trump echó a Comey del cargo.

La equivocación se dio cuando Comey habló sobre los correo electrónicos de Clinton que fueron encontrados el otoño pasado en la computadora de Anthony Weiner, quien en ese entonces era el esposo de Huma Abedin, una de las la asesoras más cercanas de la ex secretaria de Estado.

El hallazgo de estos emails fue la razón por la que el director del FBI decidió enviar una carta al Congreso a tan solo once días de las presidenciales del 8 de noviembre, algo que según evaluación que hizo recientemente Clinton llevó a que perdiera frente al republicano Donald Trump. En una audiencia ante un comité legislativo, Comey reconoció la semana pasada que le generaba “náuseas” pensar que había incidido de alguna manera en el resultado electoral.

Ese mismo día Comey afirmó que Abedin había enviado miles de correos electrónicos a la computadora de su entonces esposo, algunos con información clasificada.

“Abedin parece haber tenido la práctica regular de reenviarle correos a él (a Weiner) creo que para que los imprimiera y así entregárselos a la secretaria de Estado”, dijo Comey.

“Envió cientos y miles de emails, algunos de los cuales contenían información clasificada”, dijo en otro momento.

Sin embargo, esas afirmaciones fueron incorrectas. “Nuestra investigación determinó que la señora Abedin solía reenviar correos a otras personas para que se los imprimieran. Si bien no conocemos el número, de acuerdo con nuestra investigación, el FBI cree que es razonable concluir que gran parte de los correos hallados en la computadora del señor Weiner relacionados con la investigación de Clinton ocurrieron como resultado del respaldo de dispositivos electrónicos personales, y que solo un pequeño número fue reenviado por la señora Abedin al señor Weiner”, dijo el FBI.

En su carta, el FBI también corrigió la percepción que tuvieron algunos legisladores de que Abedin había reenviado 12 correos con información clasificada.

“Los investigadores identificaron aproximadamente 49,000 emails que eran potencialmente relevantes para la investigación. Todos fueron revisados con un enfoque particular en aquellos con información clasificada. Los investigadores finalmente determinaron que dos cadenas de correos con información clasificada fueron reenviados manualmente a la cuenta del señor Weiner”, precisó en la misiva firmada por el director asistente, Gregory Brower.

Esto coincide con lo reportado previamente por ProPublica. Dos fuentes cercanas al tema le habían dicho que Abedin reenvió solo un “puñado” de emails a la computadora de Weiner, no “cientos” y “miles” como dijo Comey. También pusieron en duda que la asesora hubiese incurrido en la práctica de reenviar los correos.

Otros funcionarios habían afirmado que los correos probablemente terminaron en el computador de Weiner cuando ella hizo un respaldo (backup) de su dispositivo Blackberry, como precisó el FBI en su carta.

Los correos fueron encontrados durante una investigación separada que el FBI hacía sobre Weiner por la presunta conducta sexual inapropiada en un intercambio de mensajes que tuvo con una menor de edad.

El FBI determinó que esos correo eran “pertinentes” a la investigación sobre el servidor privado que usó Clinton cuando era secretaria de Estado, algo que fue desestimado por el mismo FBI menos de 36 horas antes de las elecciones debido a que se trataba de emails que ya habían sido verificados.

Suíguenos en Redes Sociales

Noticias

Comunidad

Copyright ©2020

Memphis Noticias