Select Page

Coronavirus: sube a 150 la cifra de muertos en EEUU, se disparan los subsidios de desempleo y la Bolsa de NY sigue cayendo

Coronavirus: sube a 150 la cifra de muertos en EEUU, se disparan los subsidios de desempleo y la Bolsa de NY sigue cayendo

Más de 215,000 casos en todo el mundo y más de 9,400 en Estados Unidos. La Universidad Johns Hopkins, que rastrea las cifras de la Organización Mundial de la Salud y otras fuentes, calcula que el número total de casos en todo el mundo supera los 215,000, con al menos 8,700 muertes. En EEUU, la cifra es de 9,415 contagios y 150 personas fallecidas.

Un reporte de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades desmitifica la creencia de que solo los ancianos y personas mayores pueden enfermarse gravemente por coronavirus. En el último mes, 1 de cada 5 personas de entre 20 y 44 años de edad requirieron hospitalización.

Más de 40 personas dieron positivo a la prueba del coronavirus en un asilo de ancianos en Illinois. Las autoridades del estado se mostraron alarmadas y creen que más personas pueden estar contagiadas. Los pacientes con covid-19 fueron aislados, están siendo monitoreados y se investiga a las personas con las que tuvieron contacto.

Trump firma plan de ayuda económica para combatir el coronavirus. Según la Casa Blanca, con el programa se realizarán exenciones y modificaciones de programas federales de nutrición, protecciones y beneficios relacionados con el empleo, programas de salud y requisitos de cobertura de seguro y créditos fiscales relacionados durante la emergencia de salud pública covid-19.

ICE anuncia moratoria de operativos hasta que pase la emergencia por el coronavirus. La agencia anunció que “ajustará temporalmente su postura de cumplimiento” y que enfocará sus tareas “en los riesgos de seguridad pública y en aquellas personas sujetas a detención obligatoria por motivos penales”.

Casi dos meses después del primer caso de coronavirus en EE.UU., El gobierno federal se prepara para una pandemia que podría durar hasta 18 meses o más e “incluir múltiples oleadas”, según un informe obtenido por CNN.

Los hospitales ya han dado la voz de alarma al ir acabándose rápidamente los suministros, mientras el brote en el país no da señales de desacelerarse: en solo 24 horas, los casos se dispararon en más del 40%.

El gobierno anunció esta semana que ayudaría a compensar la posible escasez de suministros médicos y desplegaría dos naves hospitalarias para reforzar la capacidad médica.

Casi 9.000 estadounidenses han dado positivo por el virus. Al menos 150 han muerto.

“Lo veo, en cierto sentido, como ser presidente en tiempos de guerra”, dijo ¡ Donald Trump en una conferencia de prensa el miércoles. “Porque eso es lo que estamos librando. La situación aquí es muy difícil”.

Para frenar la propagación del virus, los gobernadores de todo el país entraron en acción esta semana, aplicando medidas drásticas como cerrar las escuelas, obligar a bares y restaurantes a ofrecer solamente comida para llevar y prohibir las reuniones masivas.

Algunos líderes locales en California, incluido el alcalde de San Francisco, London Breed, quien fue el primero en aplicar estas medidas, han dado instrucciones a sus residentes de “refugiarse en su lugar” y no salir de casa más que para lo indispensable.

Cerca de 10 millones de residentes están bajo esa orden. El condado de Solano, el último en unirse a otros condados del Área de la Bahía en la aplicación de la orden, les dijo a sus residentes que se queden quietos hasta el 7 de abril.

“Nos tomamos en serio esta crisis de salud y tratamos de proteger a nuestra comunidad a la vez que garantizamos el funcionamiento de las partes esenciales de nuestro condado e intentar mitigar la enorme carga que pesa sobre los trabajadores y las empresas”, dijo en un comunicado la doctora Bela Matyas, funcionaria de Salud Pública del Condado de Solano.

Pero en muchas comunidades de EE.UU., esa carga ha resultado ser enorme, y algunos hospitales dicen que solo les queda equipo para unos días.

En Nueva York, el gobernador Andrew Cuomo dijo que el virus llegaría a su punto máximo en 45 días y pidió 110.000 camas adicionales.

“Todos hablan de aplanar la curva”, le dijo a Chris Cuomo, de CNN, a principios de esta semana. “No veo una curva. Veo una ola. Y la ola golpeará el sistema de salud y … será un tsunami”.

El estado ya tiene 3.000 respiradores, pero Cuomo dice que no es suficiente.

Michael Dowling, presidente y director ejecutivo de Northwell Health, fue elegido por el gobernador de Nueva York para liderar un equipo de emergencia para aumentar la capacidad hospitalaria. Dijo que quiere comprar hasta 500 respiradores artificiales, que pueden costar entre 20.000 y 40.000 dólares por máquina.

Comments

comments

About The Author

Manuel Duran

Manuel Duran es periodista independiente en Memphis, TN. Fue director y productor del noticiero de Ambiente Radio, Enlace 1030, hasta el 2017. También fue productor y co-presentador del programa Los Hijos de la Tarde el Show, que transmitió en vivo durante 6 años.

Tweets Recientes

Share This

Comparte este articulo

Si te gustó esta historia, comparte este articulo con tus amigos.