Comienza la batalla legal entre Trump y la Corte Suprema en temas migratorios

Comienza la batalla legal entre Trump y la Corte Suprema en temas migratorios

Comparte:

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en LinkedIn

Entre los casos a revisión se encuentra uno que decidirá si el presidente tiene amplios poderes para ordenar deportaciones masivas, y si los inmigrantes pueden permanecer largo tiempo en una cárcel.

La Corte Suprema de Justicia zanjará en los próximos dos meses seis casos de inmigración y sus fallos podrían mostrar cómo los magistrados evalúan la política migratoria del gobierno del presidente Donald Trump, en especial las deportaciones de inmigrantes indocumentados.

A partir de este lunes los nueve jueces del máximo tribunal de justicia se reúnen para emitir opiniones sobre demandas que se discutieron en los últimos seis meses, segúin reportó The Associated Press.

Las decisiones que tome la corte podría indicar si los magistrados romperán o no con la tradición de otorgar al presidente y al Congreso amplia discreción en la forma cómo manejan la inmigración.

También dibujarían el rol que pueden jugar las políticas administrativas por medio de acciones ejecutivas, entre ellas la restricción de la entrada a Estados Unidos de ciudadanos –incluso residentes legales permanentes- de seis países de mayoría musulmana.

El veto musulmán

A finales de enero Trump firmó una orden ejecutiva para frenar la entrada de a ciudadanos de Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen. El decreto fue demandado y un tribunal de Seattle, Washington, bloqueó partes clave de la orden ejecutiva permitiendo el ingreso de inmigrantes y viajeros de esos países que Trump quiso prohibir.

En marzo Trump firmó un nuevo decreto luego que una corte de apelaciones ratificara el fallo de Seattle, pero jueces federales de Hawai y Maryland emitieron órdenes contra la orden del presidente de prohibir la entrada al país de los nacionales de seis países musulmanes, los mismos del decreto de enero pero con excepción de Irak, durante un plazo de 90 días.

Los jueces argumentaron que las intenciones de Trump van contra la Primera Enmienda de la Constitución estadounidense al desfavorecer a ciertos individuos por motivos religiosos.

Los fallos emitidos contra ambos vetos avizoran que el tema sea resuelto en última instancia por la Corte Suprema, instancia que deberá decidir la constitucionalidad o no del controvertida orden ejecutiva.

Deportaciones aceleradas

Desde que asumió la Casa Blanca, Trump anunció que aumentará las deportaciones, sobre todo de indocumentados que han cometido crímenes. Pero las decisiones que tome la Corte Suprema durate este período de revisiones, podrían contener las prkmesdas del mandatario, ha dicho el Immigration Reform Litigation Institute (Instituto de Litigios para la Reforma Migratoria), un grupo que apoya varias de las políticas migratorias de Trump.

Hasta ahora y durante casi un siglo, el máximo tribunal de justicia ha sostenido que, cuando se trata de inmigración, la Casa Blanca y el Congreso “pueden salirse con la suya, con cosas con las que regularmente no podrían”, dijo a la AP el profesor de derecho de la Universidad de Temple Peter Spiro, experto en leyes de inmigración. “El tribunal ha dicho explícitamente que en cuanto a la inmigración, la Constitución se aplica de manera diferente a otros contextos”.

Al comienzo de la campaña presidencial, Trump prometió que deportaría a los 11 millones de indocumentados. Tras ser electo, aseguró que sólo expulsaría hasta tres millones de indocumentados con antecedentes criminales y otros cuatro millones que dejaron expirar sus visas.

Detenciones de largo tiempo

La Corte Suprema también revisará casos que resolverían la disputa por el tiempo de permanencia en una cárcel.

Uno de ellas se trata de un una demanda colectiva presentada por inmigrantes que han pasado mucho tiempo detenidos, entre ellos residentes legales permanentes o extranjeros que solicitaron asilo y sus casos no han sido resueltos.

El tribunal está evaluando si los detenidos tienen derecho a audiencias judiciales, entre ellas audiencias de fianza para esperar en libertad la resolución de sus casos.

Ciudadanía para nacidos en el extranjero

Otro caso bajo revisión de la corte se trata de una impugnación a una ley federal que facilita que los nacidos fuera de Estados Unidos puedan conseguir la ciudadanía estadounidense si la madre es estadounidense, pero que el caso se dificulta si el padre es ciudadano americano. Los cambios a la ley de inmigración de 1986 no esclareciero0n esta diferencia.

Tanto el caso del tiempo de privación de libertad como el de la ciudadanía, fueron analizados durante el gobierno de Obama, quien se opuso a las demandas de los detenidos y a la impugnación de la ciudadanía.

Las decisiones que tomen los magistrados de la Corte Suprema afectarán sobre todo a los extranjeros que están en la mira de las deportaciones de Trump para una deportación acelerada.

Analistas también advierten que las decisiones del tribunal impactarán de alguna manera en la discrecionalidad del presidente para seguir tomando medidas mnigratorias.

Otros casos en la mira

La Corte Suprema también revisarán fallos que concederán plena libertad o restringirán a las autoridades migratorias que pretenden deportar a personas condenadas por ciertos delitos.

En uno de los casos, dijo AP, un inmigrante mexicano enfrenta la deportación después de que lo condenaran en California por tener relaciones sexuales con una persona menor de 18 años y que era tres años menor que él.

La acusación abarcó un periodo antes y después de que el hombre cumpliera 21 años, cuando la mujer, su novia, tenía 16. Lo ocurrido es un delito en California, pero no en la mayor parte del resto del país, y el inmigrante afirma que su caso no debería considerarse como la violación de una menor de edad, lo cual le significaría la deportación, de acuerdo con la ley migratoria.

El actual período de revisiones de la Corte Suprema es el primero con nueve magistrados tras la muerte del juez Antonin Scalía, en febrero de 2016, y la juramentación de su sustituto, el juez Neil Gorsuch, el pasado 10 de abril.

Con información de AP y EFE.

Suíguenos en Redes Sociales

Noticias

Comunidad

Copyright ©2020

Memphis Noticias