Biden prohíbe que ICE acceda a los datos de los inmigrantes que quieran acoger a un menor que cruza solo la frontera

Foto ICE(1)

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

El Gobierno presidido por Joe Biden anunció este viernes la cancelación de una política migratoria de su predecesor, Donald Trump, que ponía en peligro de ser deportados a aquellos inmigrantes que se presentaran ante el Departamento de Salud para intentar acoger a menores (en su mayoría, familiares) que habían cruzado solos la frontera y había pasado a custodia federal.

Trump permitió que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés) recopilara información sobre el estatus migratoria de quienes se acercaran a buscar a los menores no acompañados y de esta forma, poder deportarlos.

La consecuencia inmediata fue una disminución en las solicitudes de acogida, lo que agudizó la crisis actual: cada vez llegan más menores, y cada vez hay menos espacio para mantenerlos bajo custodia federal. Más de 3,000 siguen detenidos por la Patrulla Fronteriza pese a que legalmente debería pasar a manos del Departamento de Salud en menos de 72 horas.

“Todo lo que podamos hacer para animar a esos familiares y patrocinadorse a presentarse más rápidamente, tenemos que hacerlo”, aseguró un funcionario de la Casa Blanca.

El funcionario señaló que de esta manera el Gobierno se asegura de que los niños “no estén en las estaciones de la Patrulla Fronteriza ni un segundo más de lo necesario”.

El nuevo acuerdo de entendimiento que firman este viernes el DHS y HSS busca promover la “transferencia y el cuidado de los menores de manera rápida y segura”, aseguraron.

Esto sucede en medio de un preocupante aumento en la llegada de menores no acompañados a la frontera frente a la cual la Casa Blanca misma manifestó su preocupación. “Hemos sido muy claros de que ha habido un repunte, de que hay más niños que cruzan la frontera. Más de los que podemos albergar”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca Jen Psaki.

Solo en febrero, la Patrulla Fronteriza detuvo a 9,457 menores que no iban acompañados por ningún adulto y, en lo que va de año fiscal, esa cifra llega casi a los 30,000. Y, según las estimaciones del DHS, unos 117,000 menores migrantes cruzarán solos la frontera en 2021.

Muchos menores que no han podido ser remitidos con un familiar han sido trasladados a centros utilizados por la Administración Trump que la Casa Blanca volvió a reabrir. “Se reabrieron porque no daban abasto. Por más que se trate de hacer [cambios] el problema no se va a eliminar un 100%”, aseguró a Noticias Telemundo el abogado de inmigración Alejandro Sanmiguel.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) detalló que más de 3,000 niños que llegaron solos en este año fiscal tienen menos de 12 años. Legalmente, el procesamiento de menores es diferente al del resto de migrantes, y deben pasar a la red de albergues del Departamento de Salud y Servicios Humanos en menos de 72 horas.

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, que visitó la frontera la semana pasada, dijo que estaban trabajando para acelerar el proceso de identificar cuanto antes a los familiares o patrocinadores de cada menor en el país, en caso de que los tenga, para que pasen el menor tiempo posible bajo custodia federal.

La frontera sigue prácticamente cerrada para los inmigrantes adultos que llegan sin niños, que son devueltos de inmediato en virtud a una orden aún en vigor emitida por el expresidente Donald Trump para cerrar la frontera por la pandemia. Sin embargo, a los menores y familias sí se les admiten sus solicitudes de asilo, en un cambio de políticas ejecutado por Biden tras su llegada a la Casa Blanca.

Con información de Noticias Telemundo

Foto: Operation Cross Check, northern Virginia field office ICE.