fbpx

Select Page

Administración Trump insiste en anular “Acuerdo Flores” y defiende detención prolongada de niños inmigrantes

Administración Trump insiste en anular “Acuerdo Flores” y defiende detención prolongada de niños inmigrantes

Funcionarios de alto rango de la Administración Trump defendieron este Martes la idea de anular el “Acuerdo Flores” de 1997 para así permitir la detención prolongada de padres y niños inmigrantes, y uno de ellos defendió las condiciones en los centros de detención como “campamentos de verano”.

El “Acuerdo de Flores” de 1997 requiere que el gobierno libere a los niños de la detención migratoria sin demoras innecesarias a sus padres, otros familiares adultos o programas autorizados.

También exige que los funcionarios de inmigración den cierta calidad de vida a los menores detenidos, incluidos alimentos, agua potable, asistencia médica en casos de emergencia, inodoros, lavabos, control de temperatura, supervisión y la mayor separación de adultos no relacionados posible, según un Informe del Servicio de Investigación del Congreso.

Durante una audiencia del Comité de Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales del Senado, el funcionario, Matthew Albence, a cargo de las operaciones de deportaciones de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), destacó el incremento “significativo” en los cruces ilegales tanto de familias como de niños no acompañados en la frontera sur, un fenómeno que continúa aún con el reforzamiento de la vigilancia fronteriza.

Durante un tenso intercambio con la senadora demócrata por California, Kamala Harris, Albence defendió las condiciones “seguras” y “humanas” en los centros de detención para familias, donde reciben comida, techo, cuidado médico y recreación, y responsabilizó a los padres por el encierro de sus hijos.

Albence contestó con un simple “absolutamente, sí”, cuando Harris le preguntó si él mantiene su declaración de principios de Agosto pasado de que estos centros de detención son como “campamentos de verano”, aunque evitó contestar si él enviaría a sus hijos a esos centros de detención, diciendo que consideraba la pregunta “irrelevante”.

La audiencia también contó con los testimonios del subfiscal general adjunto interino, Joseph Edlow y la directora para asuntos de seguridad nacional de la Oficina de Supervisión del Gobierno (GAO), Rebecca Gambler. Al igual que Albence y Pérez, tampoco pudieron evaluar el daño -bastante documentado- que el encierro tiene en los menores.

Las senadoras demócratas Claire McCaskill y Heidi Heitkamp, destacaron que existen alternativas a la detención de familias menos costosas y más eficaces.

McCaskill señaló que la Administración bien podría contratar más jueces para agilizar la resolución de casos en los tribunales de Inmigración, y recurrir a la tecnología y a una mejor supervisión de los inmigrantes en procesos judiciales.

“No tenemos por qué separar a las familias y crear un programa de prisiones familiares”, subrayó McCaskill.

Como parte de una protesta silenciosa, varios activistas de la campaña “Families Belong Together” y del grupo “United We Dream” desplegaron mantas para denunciar que 12,800 menores se encuentran detenidos en albergues del gobierno y que “los niños están muriendo” en condiciones de encierro.

La Senadora Harris lideró una carta bipartidista junto a otros 74 miembros de ambas cámaras del Congreso en la que pidieron que el liderazgo republicano rechace cualquier enmienda al proyecto de ley de gastos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para el año fiscal 2019 para expandir los centros de detención de familias, o para debilitar las protecciones para los menores.

Los legisladores destacaron algunas de las condiciones que afrontan los inmigrantes en las instalaciones de DHS, incluyendo inodoros sin puertas de privacidad, poco agua y comida, ausencia de duchas, y temperaturas extremadamente frías, mientras que los menores son obligados a “dormir en pisos de cemento”.

La carta surgió en respuesta a la reciente solicitud del DHS y el Departamento de Recursos Humanos (HHS) de enmendar las regulaciones para tener más flexibilidad en los fondos, además de que DHS canalizó $93 millones para aumentar las camas en los centros de detención.

Comments

comments

About The Author

Patricia Frias

Productor de contenido digital para Memphis Noticias.

Share This

Comparte este articulo

Si te gustó esta historia, comparte este articulo con tus amigos.